La revista MÁS ALLÁ: Entrevista exclusiva Juan Ignacio Blanco y Discoteca Coolor, la fiesta no estaba en Coolor: The Alcasser Girls.


sdcsd

  • El Criminólogo de alcacer caído en desgracia.

El Criminologo de alcacer caído en desgracia. Juan ignacio blanco es un criminologo y periodista incomodo.Ex director del mítico semanario El Caso,paso de acaparar en su día el interés mas mediático debido al triple crimen de Alcacer,a estar condenado al mas oscuro ostracismo en la actualidad debido a un turbio asunto que puso su tumba profesional.Quizás porque erro en su forma de divulgar ciertas informaciones que España no estaba preparada para conocer,a lo mejor porque estas no son del todo innegables o puede que porque las mismas eran demasiado incomodas para cierto sector de la población tan minoritario como poderoso.O quizás por ambas cosas.Incluso su libro¿Que paso en alcacer?Fue secuestrado.En estas extensas y dura entrevista nos desvela,en exclusiva,lo que ha supuesto para el haber llevado al limite sus investigaciones,que le han hecho sentarse en innumerables ocasiones en el banquillo de los acusados por demandas,algunas millonarias.

NOTA: En libertad provisional e inhabilitado,sentándose 36 veces en el banquillo de los acusados.Le han agredido, amenazado, robado, entrado en casa, en el coche, en la oficina. Y a otros los han “reventado” literalmente. (20 años de persecución)Juan Ignacio Blanco Durán.

 

Seguir reivindicando e indignándonos ante las injusticias:No lo olvidemos: en España desaparecen 3 personas al día que nunca vuelve a aparecer Las cifras reales son más elevadas que las de esta publicación, que aunque es del año pasado, servirá para refrescarnos la memoria y que no olvidemos nunca de los desaparecidos.

Casi 3.500 desapariciones permanecen sin resolver desde 1977 hasta ahora.

En España hay 22.000 menores en situación de desamparo.1.600 casos de desapariciones en lo que llevamos de 2016, lo que significa una media de 6,6 al día.Al menos 10.000 niños refugiados han desaparecido en Europa. “En España viven 11.600.000 (once millones seiscientas mil, reitero) personas en situación de riesgo de pobreza y hay trescientas mil personas sin hogar, viviendo en la calle”.¿Dónde está el estado del bienestar?

 

MUCHOS SUCESOS TIENEN RELACION DIRECTA CON EL ALTO MUNDO DE LA POLITICA PERO,POR UNAS RAZONES U OTRAS,LA MAYORIA DE ELLOS NO SALEN A LA LUZ PUBLICA.

  1.  El crimen ritual Se hace por dos motivos:Por el mismo placer sexual.
  2. Pacto de sangre para luego conseguir beneficios económicos o políticos.
  • Para tenerlos a todos implicados y que ninguno se vaya de la lengua, sellándolo con sangre (con la vida de inocentes).(Pacto de Sangre )Justicia  Anabel Segura

Este tipo de pactos se sigue utilizando por altos cargos de este país. A mí me
pone los pelos de punta que en mi país se puedan matar niños impunemente por
personas que están ocupando cargos públicos y que están cobrando el dinero que
nosotros les pagamos.

Vivimos en el único país de Europa Occidental, en el único de la Unión Europea, donde no se ha desmantelado una trama de pederastas donde habían altos cargos políticos, como el famoso caso Dutroux en Bélgica. Aquí se desmantelan redes de pederastas que se pasan cuatro fotografías que son las mismas que se llevan viendo durante años en internet, que tiene prácticamente todo el mundo, y éstas son las brillantes actuaciones que realiza la policia con respecto a este tipo de prácticas.

Hay dos tipos de pederastia:

  1. La desviación sexual, que es de nacimiento.
  2. Por una cuestión de drogas y excesos sexuales. Que lo clásico ya no es suficiente, buscan algo más fuerte.

Los temas de pederastia siempre han sido muy vetados en los medios de comunicación, no
hay interés en publicar sobre ello.

Políticos sin valores chantajeados de por (vida con vídeos)¿Qué se esconde detrás de la pederastia? Muchos investigadores, criminólogos y especialistas policiales aseguran hay una compleja y oscura red de personas muy poderosas sedientas de perversión.Ladrones de inocencia.

“Lo que les hicieron a las niñas no es obra de dos chalados de barrio” Alcàsser Girls.

Alcàsser. Las primeras autopsias. 4/4.

Por ello hasta que no se haga pública la VERDAD, seguiré gritando la misma pregunta:
¿QUÉ PASÓ EN ALCÁCER?

Transcripción a texto:MAS ALLÁ Nº331 AÑO XXVII Entrevista exclusiva Juan Ignacio Blanco.

Juan Ignacio Blanco. 
El criminólogo incomprendido que perseguía la verdad (pese al riesgo de encontrarla) 
Juan Ignacio Blanco es un criminólogo y periodista incómodo. Ex director del mítico semanario El Caso, pasó de acaparar en su día el interés más mediático debido al triple crimen de Alcacer, a estar condenado al más oscuro ostracismo en la actualidad debido a un turbio asunto que suposo su tumba profesional. Quizá porque erró en su forma de divulgar ciertas informaciones que España no estaba preparada para conocer, a lo mejor porque estas no son del todo innegables o puede que porque las mismas eran demasiado incomodas para cierto sector de la población tan minoritario como poderoso. O quizá por ambas cosas. Inclus su libro ¿Qué pasó en Alcácer? fue secuestrado. En esta extensa y dura entrevista nos desvela, en exclusiva, lo que ha supuesto para él haber llevado al límite sus investigaciones, que le han hecho sentarse en innumerables ocasiones en el banquillo de los acusados por demandas, algunas millonarias.
Pag 62 / David Cuevas, autor de Dossier de lo insólito (Luciérnaga)
Juan Ignacio nos permite tutearle cuando nos recibe en su apartado domicilio a Manuel Carballal y a un servidor para mantener una entrevista que publico en mi libro Dossier de lo insólito. Es complicado describir la tristeza de su mirada. Pero sí podemos compartir lo que nos contó alguien a quien la férrea investigación de ciertos temas pudo haberle costado la vida.
¿Cómo se separa lo periodñistico de los personal, Juan Ignacio?
-Es tremendamente complicado, sobre todo para la familia, que es quien paga todas esas obsesiones en las que nos metemos los periodistas que trabajamos 25 horas diarias. Por desgracia, en ocasiones conlleva consecuancias.
UNA TRAYECTORIA DE MUERTE.
¿Cuándo sientes la fuerte llamada del periodismo?
-Reconozco que no soy periodista vocacional. Fue cuando estuve apunto de acabar  el PREU cuando me decidí por la profesión.
-¿Y entonces…?
-Estando en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, a cuya primera promoción de alumnos yo pertenecí, empecé a hacer prácticas. Estábamos a primeros de los 70 y los grises estaban en la puerta. Era, junto a la de Derecho, la facultad más politizada. Solía haber conflictos prácticamente a diario. Y recuerdo cuando, por aquel entonces, todos los alumnos llevaban un periódico debajo del brazo, cosa que no he visto recientemente.
-¿Y cómo llegaste a interesarte por el periodismo de sucesos?
-Fue casual. Le pregunté a mi padre si conocía a alguna persona en algún medio que pudiera echarme una mano para hacer prácticas. Resultó que tenía muy buena relación con la secretaria de Eugenio Suarez, propietario del semanario El Caso. Quizá si hubiera sido el Marca ahora estaría haciendo deportes. Pero no lo creo. Lo primero que hice fue, por orden de Fernández Sedano, adentrarme en la hemeroteca del diario durante seir meses.
-¿Cuál fue tu primer caso?
-Nunca lo olvidaré. Un suceso realmente dramático que aportó poco más que tristeza. Un joven de 19 años en Santander que, teniendo a su madre en cama con una enfermedad terminal. La mató a hachazos  y luego acabó ahorcándose en el baño.  Poco pude investigar del hecho en sí, pero aquello fue tremendo.
– ¿Qué ha cambiado en el periodismo de investigación que has practicado durante tantos años?
-Ha evolucionado y para mal, en mi opiniñon. Antes, los sucesos solían  cubrirse in situ, en el momento, con un fotógrafo y un reportero, lo cual permitía un acercamiento importante a los hechos. No se reparaba en gastos, cosa que no puede hacerse actualmente debido a la falta de tiempo y de medios.
PERIODISMO A LA VIEJA USANZA
-¿Cómo se trabajaba en El Caso?
-Cerrábamos los jueves. Recibíamos información principalmente por teletipos. El viernes se repartía el trabajo, pasábamos por la administración, nos daban el dinero, alquilábamos un coche y nos dirigíamos para cubrir los sucesos. Nos obligaban a estar de vuelta los miércoles para redactar la crónica pertinente antes del cierre de edición. Normalmente acudíamos a la Policía o la Guardia Civil como fuente de información y solían colaborar con nosotros facilitándonos expedientes y fotografías. Era algo habitual, hoy es casi inconcebible.Publicábamos hechos noticiables con un estilo periodístico tremendamente particular y bastante peculiar, como era el de El Caso. Hablamos de la primera publicación española en lanzar medio millón de ejemplares.
-¿Cómo era la competencia?
Atroz. La competencia moral era la que más nos preocupaba. El hecho de que un compañero de otro medio consiguiera más datos que tú era como pegarnos una patada en el estómago. Nuestro redactor jefe era inflexible a ese respecto. Las broncas cuando la fastidiábamos eran como las de la mili.
-¿Esa competencia llegaba hasta límites insospechados?
-Nunca he sido un santo ni lo he pretendido, pero no he llegado a poner zancadillas a ningún compañero. Eso sí, he visto hacerlo en innumerables ocasiones, ya que la auténtica competencia era llevada a lo personal de forma preocupante. He estado en más de un suceso en los que los periodistas han llegado a las manos, ya que empezó a crearse una dinámica en la que nos dimos más importancia de la que realmente teníamos, por encima de la noticia. Per sí que he visto perrerías, y no solo entre compañeros. Recuerdo cuando al comosario Antonio Viqueira Hinojosa, que en paz descanse, siendo jefe de la Brigada de Investigación Criminal, se le había colado en el despacho, aprovechando una ausencia, un compañero de otro medio que removió ciertos papeles para publicar información clasificada sin consentimiento. Lo que hizo Viqueira fue repetir la acción colocando documentos y datos falsos, con lo que el periodista, que repitió la jugada, publicó una noticia inexistente, lo cual fue objeto de bastante cachondeo en la profesión. Con esto te digo que hay periodistas que creen que no existen límites y que todo vale, lo cual respeto. Pero puede pasar lo que le pasó a este compañero…
-Llegaste a ser redactor jefe y luego director de El Caso?
-Así fue, cosa que me fastidió un montón ya que, como redactor jefe tuve que dejar la investigación de calle y eso no me gustó. Perdí el contacto directo con la realidad de lo que ocurre. La dirección era más llevadera, podías mediar en conflictos y hacer del semanario algo mejor.
-Tras El Caso llegó tu etapa radiofónica con Antena3 Radio y tu sección “El callejón de las sombras”. Luego tu propio programa en Radio Voz, La voz de las sombras. ¿Cómo recuerdas aquella etapa?
-La verdad es que la recuerdo con mucho cariño, ya que tuvimos la ocasión de hacer algo diferente, dramatizando y debatiendo casos como el del Jarabo, la envenenadora de Valencia, los crímenes del expreso de Andalucía, los del Capitán Sánchez…
En lo que concierne a anomalías, a los lectores les interesará saber si has investigado cuestiones que hayan estado relacionadas con esto del misterio.
-La verdad es que sí. Uno de mis bautismos de fuego fue el caso del cantante del grupo Trébol , Alvaro Rafael Bustos, que asesinó a su padre y le cortó los dendones de Aquiles (para que no pudiera levantarse después de muerto) convencido de que era el demonio. Me llamó mucho la atenciñon. También me interesaron los terribles exorcismos de Almansa o Albaicín. Sin embargo, donde siempre he percibido una historia rara fue con el caso de la extraña desaparición del niño de Somosierra. Noté una especie de presencia maligna. Solo lo intuyes, pues entramos en el mundo de las sensaciones, aunque soy bastante pragmático. También me atrajeron, en 1981 y 1982, los casos de profanaciones de tumbas con signos que ponían los velleos de punta, habiéndose realizado cosas que iban mucho más allá de simples actos de gamberrismo. Y eso, pese a mi escepticismo, como buen hijo de gallega, sigo diciendo que “haberlas hay las”.
AL LÍMITE
-¿Están muy relacionados los mundos del periodismo de sucesos y de la noche?
-No tienen mucho que ver, salvo en momentos determinados en los que, algunos profesionales, entran en un oscuro mundo nocturno en el que no es nada recomendable introducirse. Tuve la oportunidad de sentarme frente a frente con asesinos múltiples en prisión, lo cual no me generaba miedo. Pero una de las veces que más pánico pasé en mi vida fue en un pueblo de Toledo investigando a un grupo de personas que se dedicaban a extorsionar a clubes de alterne. Tenían el hobby de robar los coches a quienes no se sometían a sus amenazas para hundirlos en un lago cercano. Eso les gustaba. Fui enviado por El Caso para cubrir aquello, y desde que llegué hasta que me fui supe lo que era el miedo, y eso sin sufrir ningún tipo de agresión. No llegué a acabar el reportaje. Los grupos de delincuencia organizada, que afortunadamente no son muy numerosos en España, son el auténtico peligro. Los asesinos en serie no matan a perodistas.
-¿Te has topado con investigaciones en las que has puesto en juego tu vida?
-Una vez, trabajando para el semanario Sábado gráfico en un tema que poco tenía que ver con asesinatos, tuvimos que hacer un seguimiento a un famoso abogado que estaba representando a un grupo político. A raíz de las esperas que realizamos a las puertas de su despacho, aparecieron al día siguiente en el portal de mi casa tres individuos que me acorralaron y que empezaron a cortarme hasta en más de 50 ocasiones una cazadora nueva que llevaba puesta. Creí que iban a cortarme el cuello pero la cosa quedó en eso y en un produndo corte que recibí en una mano. Y eso solo por estar en un coche aparcado cerca del despacho de un abogado. De hecho, cuando he tenido que investigar asuntos relacionados con la abogacía, la banca, la política o gente de talla similar, es cuando más he temido por mi vida.
-¿Y esto es algo habitual?
-Alguien me dijo una vez que si se mata por 300.000 de las antiguas pesetas, imagínate por 300.000 millones. No son sucesos que salgan a la luz salvo asuntos como el caso del banquero Roberto Calvi o la Red Gladio. Son asuntos sórdidos que existen tras el poder y que, evidentemente, al que toca las narices se le cortan las narices y el resto del cuerpo.
-¿Es más peligroso un policía o político corrupto que un asesino en serie?
-Sin ningún género de dudas. Algo que, desgraciadamente, no queremos creer. Los malos, socialmente, son los asesinos o los violadores. Y los buenos llevan traje, corbata y se sientan en sus inofensivas oficinas. Pero si hablamos del asesinato de los marqueses de Urquijo en el que había relaciones con la fusión bancaria de España, o el secuestro de la farmacéutica de Olot siendo su padre Consejero Delegado de la Banca de los Pirineo, pueden entenderse los hechos de otra manera.Hay muchos sucesos que han tenido relación directa con el alto mundo de la economía o de la política pero que, por unas razones o por otras, no sale a la luz pública.
-¿Sería el secuestro de Anabel Segura uno de ellos?
-En mi opinión personal así es. Tengo muy claro que la versión oficial que mantienen los hechos probados de la sentencia nada tiene que ver con la realidad de lo ocurrido. Es solo uno de un buen puñado de sucesos en los que tenemos la confesión de un falso culpable y la cosa queda oficialmente cerrada. En el caso de Anabel Segura tengo el sumario completo y hay hechos tan públicos y notorios como que, según el informe que emite el Instituto Nacional de Toxicología en su Departamento de Antropología, Anabel estuvo viva entre seis y siete meses. De hecho, cuando hay que ir a reconocer las ropas meses después de su muerte, la criada (la familia no fue, cosa que ya de por sí a mí me llamó poderosamente la atención) reconoce unas prendas como de Anable, pero de otras declaró que no pertenecían a la joven, como es el caso de las zapatillas. Hay una cantidad de hechos sorprendentes que indican que las cosas no se han producido como nos las han contado.
El churrero y el fontanero de Pantoja (Toledo) con la mujer del primero grabando aquella cinta con la fingida voz de Anabel, no fueron los autores del crimen.
ALCÁCER: MI TUMBA PROFESIONAL
-Y llegó la investigación del famoso triple crimen de Alcácer.
-Alcácer ha sido mi tumba profesional.  Pero era el momento en el que decidí que hasta aquí habíamos llegado. Me han hecho comulgar con ruedas de molino en numerosas ocasiones a lo largo de mi trayectoria profesional. Aprendí del mítico Emilio Romero, quien fuera director del diario Pueblo, cuando me decía: “fíjate siempre en el tamaño de la manta que han usado para cubrir el tema, y cuanto más grande sea, más gordo es lo que hay debajo”, y en Alcácer había una manta de dimensiones descomunales, con lo que no paré de preguntarme qué había oculto debajo. Como periodista, quería enterarme por una vez de lo que realmente hay de verdad.
Pero una cosa es querer saber lo que hay detrás y otra el grado de implicación personal al que llegaste.
-A esto suele llevarte el tener un trato directo con los familiares de las víctimas, y eso incluye sus inquietudes. Cuando se habla de las víctimas, solemos olvidar a sus familias. Y para investigar aquello estuve conviviendo con ellos durante nueve meses.
-¿Cuándo llega el momento-si es que ha llegado-, en el que decides quitarte de en medio de la investigación activa del caso? ¿Por qué?
-Cuando toda la prefesión me da la espalda. Me convertí en un apestado de todas aquellas redacciones en las que había trabajado. Y también, en lo personal, decidí parar ya que esto podía estallarme cuando, en aquellos momentos, me encontraba solo y sin apoyo mediático. Y en el momento en que ese apoyo desaparece, cualquier dñia se te cruza un camión en la carretera, te mata y aquí no ha pasado nada. A eso hay que añadir el resentimiento de mi vida familiar, que lo hubo.
-Das a entender que has temido por tu vida con todo este asunto.
-Por supuesto, en muchas ocasiones. Quizá en algunas haya pura paranoia pero me consta que en otras muchas no. Una vez que le ves la cara al miedo, esta no desaparece de tu mente en la vida. Jamás. Te crees Superman, que puedes desenmascararlo todo, y llega un momento en el que ves una imagen delante que es la del miedo.
¿Y cómo es esa imagen, Juan Ignacio?
Es tremenda. Tremenda. Una demostración de lo que son capaces de hacer. Cuando uno la ve, se acaban los problemas. Se acaban. Desgraciadamente no te lo puedo contar porque me complicaría la vida. Si alguien dice: “mira lo que pasa”, coge tu mano y te la destroza inmediatamente con un martillo, es grave. Pero cuando señalan a la persona que tienes a tu lado y le pegan un tiro en la cabeza, se acabó. Estás muerto. Y encima eso no saldrá publicado. Te pasa, pero públicamente no ha pasado nada. No puedes hacer nada. Cuando te crees que tienes miedo sin saber lo que es de verdad el miedo, buscas protección, pones alarmas en casa, compras un perro fiero, cambias de rutina en tus traslados, te haces incluso con una licencia de armas, consigues un arma aunque no sea del todo legal… Pero cuando de verdad sabes lo que es el miedo, te da igual estar en la cámara acorazada del Banco de España. Van a venir a hacerme lo que les dé la gana y cuando quieran. Apartir de ese momento, si no te conviertes en esclavo de ti mismo, pasa algo similar. ¿Qué puedo hacer? ¿Qué me queda? Pues sobrevivir. Solo puedes sobrevivir. Y si ellos conlleva tener que dar una de cal y otra de arena, pues vas y lo haces. Si hoy tienes que decir “dos”, mañana “tres” y pasado otra vez “dos”, con el fin de perder credibilidad, pues se hace. Cuando el miedo ha entrado por la puerta, si quieres sobrevivir… no te queda otro remedio.
-Se ha hablado en ocasiones de seguros de vida. Dices poseer cierto material que puede salvar la tuya…
Solo puedo decirte que, si tuviera que hacer eso, lo habría hecho y veinte cosas más. Si teng que elegir entre mi vida y decir que “Periquito es bailarín de flamenco”, pues yo digo “Periquito es bailarín de flamenco”. Desgraciadamente, el Superman que yo creía ser de joven…, no lo soy. Y me da miedo que me maten. No tengo madera de héroe..
-¿Cómo se convive días a día con el miedo?
-Volviendome loco. Obviando todas las situaciones, pues no puedo hacer nada por evitar l oque pueda pasar. Pero cuando digo lo que digo, no me lo invento. Los datos están ahí. Tengo mi corazoncito y me gustaría que la gente intente comprender que, tras haber luchado años y años, con la cantidad de veces que he tenido que sentarme en el banquillo y la cantidad de jueces y procuradores a los que he dado de comer , seguir escuchando que Anglés y Ricart mataron a las niñas de Alcácer…Es algo que reactiva ese corazoncito para que, de vez en cuando, dé algunas pulsaciones de más debido a algunos de los charcos en los que, de verdad, no tenía que haberme metido.
EN LA CUERDA FLOJA.
-¿Te arrepientes pues de cómo has llevado a cabo la divulgación de ese asunto?
-Bueno….hubo una época de ostracismo en la que busqué culpables para acabar descubriendo que el culpable era yo. Me he equivocado en tantas ocasiones que es complicado saber cuál ha sido la equivocación detonante de las demás. Hay cosas de las que me arrepiento, y que supusieron el principio del fin de mi carrera.
-¿Qué cosas?
-La primera, fiarme de la Guardia Civil. La segunda, hacer públicos nombres propios. La tercera, mi enfrentamiento con altos mandos del Ministerio del Interior. Y la cuarta, quizá de menor trascendencia, mi confrontación con el profesor Luis Frontela, responsable de varias autopsias de los cuerpos en todo este caso.
-¿Has padecido algún tipo de campaña de desprestigio?
-!Claro que me ha pasado [risas]!: Muchísimas veces. Pero procuro, por higiene y salud mental, evitar la visita a webs con relación al asunto Alcácer. No me gusta que se viertan mentiras sobre mí, pero es algo con lo que tengo que convivir.
-Sí. Se me llegó a acusar en un medio escrito de “formar parte del paisaje de las Barranquillas” (famoso poblado marginal madrileño, clave en el mercado de la droga)
Me señalaron, erróneamente, como un yonki. Quiero pensar que se trata de un error humano. Pero claro, si pasa una vez, puede ser fruto de la casualidad, cuando pasa en innumerables ocasiones y por diversos temas… Hubo una época en la que El Periódico de Catalunya publicó que yo era un alcohólico impenitente, cuando soy abstemio. Una falacia que se repitió en cvario medios. La Guardia Civil llegó a decir que yo no era ciminólogo. Cuando alguien se mete en un conflicto como el de Alcácer, los magos dan muchos pasos antes de apretar el gatillo. El primer paso es el de comprar a la gente. Si Blanco es incómodo, ofrécele dinero. Si no acepta, existe un segundo paso: cargarse la credibilidad de su persona. Alguien que carece de ella, ya puede decir lo que quiera… Borracho, drogadicto, que me había separado de mi mujer..son calumnias que se sucedieron y que te van afectando.
-¿Intentaron comprarte?
-Es una forma de decirlo. Si quieres trabajar, tienes que portarte bien. Si no, no trabajas.
-¿Pero de dónde vienen este tipo de consignas, del director de un programa, de la cadena o de más arriba?
-Como periodista sabes que la censura en los medios flota en el aire. Existe en todos. No te lo dicen cuando entras a trabajar, pero te das cuenta rápidamente. Cuestión de olfato. Los directores de publicaciones no necesitan que un alto cargo de un ministerio les dicte consignas políticas. Lo saben. Y por eso son directores de un medio.
-¿Qué le dirías a un futuro periodista al que le guste este tipo de “periodismo al límite”?
-Llevar las cosas al límite es bueno. Pero cuando uno repasa lo que ha tenido que padecer, se plantea si ha compensado. Es cuestión de personalidad y de dejarse llevar por el corazón
-Decías que Alcácer había sido tu tumba profesional…¿podrías haber esquivado el cementerio?.
-Creía que sí, pero ahora no. Uno, para poder convivir consigo mismo, tiene que aferrarse a lo positivo, y lo positivo que he sacado es que mi honestidad, mi honor, está lo más íntegro posible. El apoyo de la gente ayuda, y me he acostumbrado a ver la parte positiva. Cuando pienso en las estrecheces económicas que ha sufrido mi familia, el miedo que han pasado y otros tantos problemas, a veces pienso que podría haberlo evitado. Pero a día de hoy me siento a gusto conmigo mismo.

Transcripción realizada en colaboracion de: Sara Summers.

 

 

sdfdsdsf

 

Entrevista a Juan Ignacio Blanco La Quinta Esfera Lunes, 30 de septiembre de 2013.

 

JIB: Hombre… Alcácer es un muro de silencio porque, todo esto también es lo que ha ayudado a… a elegir las víctimas… Alcácer y Picassent, en aquella época, y que me perdonen tus oyentes, pero, la realidad es tozuda, eran lugares de mucho golferío. Y de mucho golferío me refiero que había mucho golferío. Mucho golferío es… pues chalets donde se celebraban fiestas donde acudían trabajadoras del sexo, pero también otras chicas que… que no lo eran, donde, como era moda de aquellos tiempos, corría abundantemente la coca por todos los sitios. Y eso pues, evidentemente, también hacía un entorno muy importante para saber dónde ibas a… dónde se iba a producir un… un tema en concreto, es decir la localización de Alcácer no es… no es aleatoria, ni muchísimo menos.

(JIB)Evidentemente. La existencia “cuasi pública” de ese chalet en Picassent fue uno de los motivos que llevó a los chantajistas a elegir a estas tres niñas.

abc-nic3b1os-suecia.jpgimages

Tiene una… un… un importante trasfondo en la historia, lo que pasa es que, claro, aquí nos iríamos por… por los cerros de Úbeda pero… pero uno de los motivos que impulsó a… a elegir Alcácer era, precisamente, por todo ese tipo de ambiente. Y eso hace que el… el pueblo, que lo sabe pero que nadie hace nada, ni… ni les importa tampoco lo más mínimo, pero forma parte de… son pueblos donde la gente que vive en… en el pueblo son, para entendernos, personas con una educación a la antigua, muy religiosas, muy, muy de pueblo, mezcladas por la cercanía, que tanto Picassent y Alcácer tienen a Valencia, que se han convertido en ciudades dormitorios, -Alcácer, para entendernos, está a ocho kilómetros de Valencia capital, con lo cual es un sitio para vivir fenomenal-, donde se han hecho una serie de urbanizaciones por los alrededores, donde ha entrado otro tipo de gente y, fundamentalmente, una, con una fama tremendamente mala como es la… la urbanización El Alter, en… en Picassent, que es una urbanización de auténtico lujo.

La propiedad, construida en 1980, se desarrolla principalmente en planta baja y presenta una arquitectura muy singular. El exterior está revestido con baldosa cerámica en su totalidad y en el interior predominan los acabados en madera natural. La casa dispone de cinco habitaciones amplias, cuatro cuartos de baño y un amplio espacio de salón con techos altos que se abre al jardín a través de grandes ventanales. El sótano está preparado como zona de recreo con bar-discoteca.

 

Si busca comprar casa de lujo en Valencia, y al mismo tiempo realizar una inversión de futuro en terreno dentro de una urbanización privada, no deje pasar la oportunidad de conocer esta casa de singular arquitectura y atractiva parcela.

La urbanización El Alter, en… en Picassent, que es una urbanización de auténtico lujo, donde tienes pasos con barrera a la entrada de la urbanización, donde tienes vigilancia con vigilantes jurados y con vehículos las veinticuatro horas del día y donde hay unos chalets, donde ya estamos hablando de chalets, pues de mil quinientos y de dos mil metros construidos, no de parcelas ¿sabes? O sea, auténticos… Y, donde bueno, pues, toda esa rumorología popular que entonces había, es decir, nada más desaparecer las niñas todo el mundo pensó lo mismo, es decir, “A estas se las han llevado a un chalet.”

Esa es la primera frase que suena en… en Alcácer y… y por… y de hecho se entró… la Guardia Civil entró en muchos chalets y buscó en muchos chalets, es decir… se… se pensaba en eso. Y se pensaba en eso porque, porque era esa vox populi, que luego, evidentemente, nunca se ha llegado a demostrar policialmente ni de ninguna manera, el que existieran ese tipo de fiestas ¿no? La verdad es que ocurre que… que cuando tú vas a un pueblo y todo el mundo te dice que ahí pasan cosas raras, pues es que ahí pasan cosas raras. Es decir, la gente no se pone de acuerdo en inventarse historias, y que habría, bueno, no sé el nivel de las juergas, pero… pero no desde luego para… para el nivel de lo que sucedió con… con las niñas de… de Alcácer…

 

A este entorno se enfrentaban las familias de las tres niñas y por eso se ha dicho que la localización de Alcàsser como escena del triple rapto no fue aleatoria ni muchísimo menos. Si añadimos la Ruta Destroy o del Bakalao, el laboratorio de drogas de Macastre “la mayor fábrica de Europa de drogas sintéticas” y los rumores sobre lo que pasaba en los chalés de la urbanización de l’Alter, es natural que los padres de las desaparecidas se sintieran aliviados cuando se dijo que habían ido hacia Coolor, aunque no fuera para asistir a la fiesta del instituto de Picassent para recaudar fondos para el viaje de fin de curso. Pero la preocupación era máxima, como es natural.

Supermercado Lidl es lo que era coloor.

De coloor discoteca hasta el puesto “fronterizo”de seguridad privada con cámaras y seguridad las 24 horas,hasta el famoso “chalet” hay una distancia comprendida de 550 metros que sumarían hasta la fiesta hipotética o real unos 200 metros mas.750 metros distan en total de la antigua discoteca coloor,convertido en un supermercado.Hasta la fiesta,que entiendo de la siguiente manera:(JIB)No puedo hablar de ese chalet. Que estoy en libertad condicional.Evidentemente. La existencia “cuasi pública” de ese chalet en Picassent fue uno de los motivos que llevó a los chantajistas a elegir a estas tres niñas.

 

Desi patinaba por las noches en las cercanías del parque del pueblo, que se
llama de L’Alter y está en una plaza cuadrada, con muchos árboles, cerca de las
afueras, que es donde vivía Toñi. Desi, cuando se cansaba, se fumaba un cigarro,
cogía los patines y se iba a casa.

Las fiestecitas eran y son muy populares en la Comunidad Valenciana

Estos tienen mas que ver con la red de “pederastas”, fiestecitas en chalet del Bixquert de Xativa.Evidentemente, la trama está compuesta por muchas más personas que cuatro.

Libros. Caso Alcasser. Martinez Lainez, Fernando. Sin Piedad.Eso me llamó mucho la atención. Inmediatamente después de empezar la búsqueda, hubo una red de videntes que me dejó muy mosqueado. Siempre me pregunto hasta qué punto no son cómplices los videntes que opinan mucho de estas cosas. Es decir, qué es lo que enmascaran, qué es lo que en realidad saben y lo que te ocultan… Algunas voces empezaron a decir: “Están en los chalés, se las han llevado para un ritual.”
-El crimen ritual. De éste sí tengo constancia de su existencia.
Yo he tenido constancia de la muerte de muchos niños los últimos 20 años en la comunidad Valenciana. Por lo único que no se ha convertido en una tragedia es porque los niños en vez de raptarlos, los compran. De eso yo tengo una constancia fidedigna.
Es muy sencillo, tienen despachos de abogados que tienen concertados contratos con distintos centros de planificación familiar, con conventos de monjas, con distintas asociaciones, donde hay madres que quieren llevar a término el embarazo. Ellos hacen lo que aparentemente serían adopciones ilegales, pero esas adopciones nunca llegan a convertirse en tales, sino que mediante un precio estas personas pagan a la madre a cambio del pequeño. Las madres creen que va a ser dado a una familia donde tendrá una mejor vida y en realidad ese niño es utilizado para las distintas bacanales que se van a realizar.
http://www.facebook.com/groups/plataformaapoyojib/

Pero la búsqueda por los chalés se paró pronto, quizá demasiado pronto, para
evitar excesos. Nadie ordenó la suspensión, pero el caso es que cesó cuando
“murió” Fernando, un chico de Torrente que formaba parte de las patrullas de
Protección Civil, el sábado por la noche, atropellado por un vehículo de los que
participaban en la búsqueda, y otro compañero suyo quedó malherido… Lo que
llegó a montarse fue una especie de jauría humana que no sabía lo que buscaba,
y eso es peligrosísimo…

Libros. Caso Alcasser. Martinez Lainez, Fernando. Sin Piedad.
»El día 20, una semana después de la desaparición, la Guardia Civil hizo un
llamamiento a los propietarios de casas de campo en las localidades de
Picassent, Montserrat, Real de Montroi, Turis, Torrent y Godelleta, una zona
repleta de urbanizaciones y chalés de fin de semana. Les pedía que visitaran sus
inmuebles para comprobar que las niñas no estaban ocultas en alguno de ellos.
Pero nadie comprobó cuántos chalés quedaron sin revisar.

En marzo de 1985 se había dictado auto de procesamiento contra 35 personas por su presunta relación con una red de prostitución de menores descubierta en Valencia. Una niña consiguió escapar del club de carretera La Amazona, de Buñol, con toda probabilidad la misma a la que se refiere el artículo; se llamaba Bibí y tenía 14 años. El cabecilla de la red sería Arturo Carrasco Picazo, estando también implicado Santiago González Díez, teniente de alcalde de Burjasot. Las niñas (escapadas de sus hogares, captadas en centros de acogida de niños difíciles o en discotecas) actuaban tanto individualmente como en fiestas colectivas que se realizaban en casas de citas y clubes.
En abril del mismo año se descubriría otra red de prostitución enmascarada en dos agencias matrimoniales del barrio valenciano de Russafa, así como en una organización llamada Club Internacional de la Amistad. La prensa citaba que “… algunos asistentes a estas fiestas clandestinas, la mayoría personas de elevada situación económica, han sido robados y chantajeados por los organizadores de las mismas. En muchas de estas orgías han participado niñas, llevadas por sus madres a cambio de dinero…” “… El 24 de septiembre pasado, según las informaciones de la Hoja del Lunes, una menor, que había sido llevada por su presunta madre a una fiesta en un piso de la plaza Xuquer, sufrió heridas graves producidas por un cliente sadomasoquista de cincuenta años…”

Casualmente, en los folios 611 y 612 del sumario del caso Alcàsser, se recogen las declaraciones de cuatro testigos que afirmaban haber visto entrar a cuatro chicas, una de las cuales sería Toñi, en un pub llamado Trapi, sito en la Plaza Xuquer de Valencia, la misma plaza en la que había sido herida la menor explotada por la red anteriormente citada.

Al celebrarse el juicio del caso Russafa, una de las niñas “… reveló la existencia de un grupo numeroso de personas importantes de la vida política valenciana que había utilizado alguna vez los servicios de las niñas. No recordaba los nombres, evidentemente, pero en el aire quedó la sensación de que las 32 personas procesadas son sólo una mínima muestra de este negocio y que esa gente importante había conseguido borrar su paso por los prostíbulos en donde se ofrecía la inocencia de las menores…” “… Otro de los puntos oscuros es la agenda rosa en donde una de las niñas apuntaba los nombres e incluso los teléfonos de algunos clientes…” “… Algunos abogados han insistido en que a la agenda le cayeron al menos 13 hojas con nombres comprometedores de señores de sólida reputación política y empresarial. El presidente de la sala mostró en la sesión del pasado miércoles esta agenda completa para poner fin a las especulaciones…”

Pero aparecerían nuevas redes. En octubre de 1996 se juzgó en la Audiencia de Valencia a ocho hombres acusados de formar una red de pornografía infantil que había sido desmantelada en 1994. Habían filmado o participado en decenas de vídeos con escenas de tocamientos, masturbaciones, felaciones y en algún caso penetraciones protagonizadas por al menos 27 menores de entre ocho y 16 años. Entre los acusados se encontraban José Cardona Serrat y Martín Rafael Chanzá Almudéver, vecino de Alcàsser. Cardona no escarmentó, porque en agosto de 2016 se desarticulaba una red de producción de pornografía infantil con ochenta víctimas, en la que volvía a estar implicado, aunque el máximo responsable era un ciudadano francés, un tal Jean Luc A., que vivía en Tortosa.

Sigue el articulo en el siguiente link: 

Alcàsser. Más dulce que la miel.

 

captura-de-pantalla-58981

Anuncios

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s