El poder de los medios ante la inocencia: Marta Couceiro Gómez. Asesinado, abandonado y mancillado: Miguel Ángel Martínez

 

sdcsd

 

¿Es posible llevar 18 años en la cárcel por algo que no se ha hecho? No sería la primera vez, y David Villafañe y sus abogados están convencidos de que su caso es un fallo del sistema de Justicia. Tanto, que se han querellado contra tres magistrados del Tribunal Supremo por prevaricación, al entender que mantienen preso a David injustamente y a sabiendas. (1995)
«La primera noche apenas pegué ojo. Todo me parecía surrealista. La cama, los espacios de la habitación de la casa de mi madre en Bilbao, los ruidos de las puertas… Han sido 19 años y medio en la cárcel sin permisos solo por defender mi inocencia. Varias huelgas de hambre que me llevaron al límite vital… ¿Que por qué no me olvido de todo ahora que soy libre? Porque lejos de olvidar voy a seguir luchando por mi verdad. Es lo único que me queda».http://www.lavozdegalicia.es/noticia/espana/2017/01/31/insiste-inocencia-recurre-supremo-despues-18-anos-preso-asesinato-novia/0003_201701G31P19991.htm
La Audiencia de Bilbao condena a más de 19 años a un joven que mató a su novia para cobrar tres seguros de vida:http://elpais.com/diario/1998/07/29/paisvasco/901741207_850215.html
¿Un inocente en la cárcel?http://www.abc.es/espana/20140528/rc-inocente-carcel-201405281309.html La condena de la Audiencia, luego confirmada por el Tribunal Supremo, dio por probado que Marta murió en la casa de campo de sus padres en la localidad vizcaína de Gorliz después de que Villafañe le tapase los orificios nasales hasta causarle la muerte por asfixia. La sentencia confirmó de sofocación homicida y se apoyó en los informes forenses de la primera autopsia.
 
La versión del reo en estos 16 años siempre ha sido la misma: soy inocente.
Un condenado por asesinar a su novia en Gorliz denuncia a tres jueces del Tribunal Supremo:http://www.elcorreo.com/vizcaya/20140305/local/condenado-asesinar-novia-gorliz-201403051807.html

Paco Etxeberria es El de las pruebas plantadas de la Fosa de la Romana.http://lawebdelassombras.blogspot.com.es/2017/02/alcasser-el-octavo-forense.html El caso Lasa y Zabala/Alcàsser /GAL/Narcotrafico/secuestro.
|NFORME: Objeto del informe: Dictaminar si la muerte Marta Couceiro Gómez:http://www.larazon.es/documents/10165/0/video%289025%29.pdf
TRIBUNAL SUPREMO: Marta Couceiro:http://big.assets.huffingtonpost.com/Supremo.PDF
Luis Frontela Carreras, Médico Forense y Catedrático de Medicina Legal (sin presentaciones)/Alcàsser /Colza/Caso Arny/etc.
Aunque David siempre mantuvo su inocencia, fue condenado a 20 años y se agotaron todos los recursos posibles. Pero hace apenas dos años empezó a ver la posibilidad de demostrar su inocencia: la medicina legal ha avanzado mucho y pidió un informe pericial al médico forense Vicente Herrero.
Y este informe llega a una conclusión sorprendente: la novia de David falleció de muerte natural porque sufría una miocarditis. “Se descarta que haya existido una asfixia violenta homicida, dado que las características por las que se considera la misma no tienen suficiente consistencia científica”, expresa el informe.
Es decir, un problema de salud congénito mató a la chica y no una mano ajena. Supuestamente, con estos datos ya no hay delito. “Se confirma la causa de la muerte como secundaria a una miocarditis infecciosa, que origina una grave arritmia cardíaca y la llamada muerte súbita en persona joven», añade Herrero.
Esta querella, explica Salvá, “es un problema, ya que supone acusar a tres magistrados de muy alto nivel, y casi nadie se atreve a hacerlo, pero era nuestro deber”. El asunto les ha costado trabajo incluso antes de empezar, porque tres procuradores se negaron, incluso por escrito, a llevar la querella, y al final tuvieron que pedir que les asignaran uno de turno forzoso en el Colegio Oficial de Procuradores.
Me gustaría dejar constancia de echos:
1-Al profesor Frontela NUNCA le habrían dejado contar la verdad del caso Alcàsser.
 

2-La inspección ocular que se realizó los días 28, 29 y 30 de enero por parte de la U.C.O, la 311 Comandancia de la G.C. y de alguno de los mejores policías de este país, ha sido la mejor inspección ocular de la historia de este país, y yo le aseguro que no se olvidaron ningún diente.Además la zona ha sufrido durante estos 24 años, al menos, tres devastadores incendios, y la presencia de miles de curiosos y buscadores.

Y, casualidad, llega Etxeberría y, sin despeinarse, encuentra un diente.
Esa pieza dental ha sido puesta allí no hace mucho.
Es absolutamente imposible que esa pieza dental haya estado allí desde 1993.El “caso Alcácer” está repleto de pruebas “plantadas” y esta es una más.Sinceramente, me cuesta entender los motivos de todo esto.
(Pero es una total falta de respeto Y de escrúpulos morales)
No obstante, no hay que descartar el ego-protagonismo de Etxeberría ni, por supuesto, las maniobras de algunos comisarios de Policía (Villarejo, Pino y compañía).Pero yo no tengo nada claro y si mucho miedo.
 
NOTA:No tengo ni una foto de la victima Marta Couceiro Gómez,si alguien encuentra alguna foto que me la haga llegar.Gracias.
 
NOTA:Siguiendo el reguero de mentiras,aquí le presento una que va en consonancia podría llamarse tan bien la putrefacción que es muy caprichosa:el criminólogo y experto en ciencias forenses Jaume Buj, explica que los recién nacidos tienen siempre más de siete meses de gestación, y a esa edad ya tienen formados huesos como el cráneo, las costillas y los más largos, como el fémur, por lo que esos restos óseos siempre aparecerán en la sepultura, y son especialmente visibles cuando el féretro se conserva en nichos o panteones familiares, puesto que el ataúd se conserva mejor. En cambio, no aparecerán huesos como las falanges o la columna vertebral, que aún no se han terminado de formar.
Una cosa es que la sentencia esté bien motivada y otra cosa es la inocencia o culpabilidad de David.
 De Frontela ya no me fío igual desde que se bajó los pantalones en el caso Alcàsser y de Etxeberría no me fío nada de nada.

¿Las reglas del juego?de los tribunales,los abogados,los peritos,los catedráticos.Aquí todo el MUNDO juega.Pero se juzgan personas inocentes y mueren personas inocentes y esto es una echo.

Y un programa de televisión NO puede determinar eso,vender Humo,trazar escusas,mantener tu ego por cuestiones políticas,morales o económicas es una autentica vergüenza y esto si debería ser castigado por el código penal y lo esta.Pero se ve que las fuerzas de seguridad del estado están persiguiendo siempre fantasmas,como a (Antonio Angles)

NOTA:Ami esta gente de concurso televisivo,no me trasmiten ninguna confianza,NINGUNA,no se pueden hacer juicios PARALELOS en algo tan importante como la muerte de seres humanos.(de echo,me repugna)Hasta donde vamos a llegar en una sociedad que parece que vale todo.

En solo la Comunidad Valenciana desaparecen 3 niños/as al día,que NUNCA vuelven a parecer.NO veo que el fabuloso programa El lector de huesos encuentre todos estos HUMANOS.Pero lo que si encuentra es un diente.eguir reivindicando e indignándonos ante las injusticias:No lo olvidemos: en España desaparecen 3 personas al día que nunca vuelve a aparecer Las cifras reales son más elevadas que las de esta publicación, que aunque es del año pasado, servirá para refrescarnos la memoria y que no olvidemos nunca de los desaparecidos.

En España hay 22.000 menores en situación de desamparo.1.600 casos de desapariciones en lo que llevamos de 2016, lo que significa una media de 6,6 al día. Al menos 10.000 niños refugiados han desaparecido en Europa. “En España viven 11.600.000 (once millones seiscientas mil, reitero) personas en situación de riesgo de pobreza y hay trescientas mil personas sin hogar, viviendo en la calle”.¿Dónde está el estado del bienestar?

¿El lector de huesos?

¿LO QUE CUENTAN LOS MUERTOS del autor LUIS FRONTELA?

¿Paco Etxeberria dice en el vídeo que No conoce peritos que vallan a mentir?

Como escribió ese gran periodista de investigación que fue Javier Oyarzabal: “Ningún crimen es perfecto y siempre hay algú

Genene Jones, de 66 años:

Podría haber matado a otros 60 recién nacidos a finales de los 70 y principios de los 80, y que está encarcelada por solo UNO de esos crímenes aunque podría salir en libertad próximamente.

Classification: Serial killer:http://murderpedia.org/female.J/j/jones-genene.htm

Una enfermera de Texas, sospechosa de matar a cerca de 60 bebés:http://www.elmundo.es/…/2017/05/27/5928e23e268e3e69608b45e8…

MODUS OPERANDI:

Encontrar un niño necesitado.Empeorar su condición a través de inyectarles una droga innecesaria.

El 15 de febrero de 1984, Genene Jones fue declarado culpable de homicidio y se le dio la pena máxima de 99 años. En octubre de 1984, fue declarada culpable de herir a Rolando Santos por inyección. Las dos sentencias sumadas totalizaron 159 años, pero con la posibilidad de libertad condicional.

1-http://murderpedia.org/female.J/j/jones-genene.htm
2-http://web.archive.org/…/www.gothicrevue.c…/GeneneJones.html
3-http://web.archive.org/…/verbal_plainf…/i-p/genenejones.html
4-http://web.archive.org/…/notorio…/angels/genene_jones/6.html
5-http://www.crimezzz.net/serialkillers/J/JONES_genene.php
6-https://en.wikipedia.org/wiki/Genene_Jones
7-http://web.archive.org/…/wbflegal/PTGenenejoneshitpiece.html
8-http://www.stagedirect.com/massmurder/killers_jones.shtml
9-http://web.archive.org/…/http://www.leader-pre…/story1.shtml
10-Genene Jones Documentary:https://www.youtube.com/watch?v=MmJPa_u0fsc

Munchhausen Syndrome and Munchhausen Syndrome by Proxy : A Bizarre Psychopathic Condition.

11-Síndrome de Munchausen:http://www.patbrownprofiling.com/articles/munch.pdf

12-Información investigada y resumida por Kelly Williams, Sarah Waldrop y Rachel Ward:http://maamodt.asp.radford.edu/…/Jones,%20Genene%20_fall,%2…

13:Síndrome de Münchhausen por poder:https://es.wikipedia.org/…/S%C3%ADndrome_de_M%C3%BCnchhause…

14:Libros:(imagen)

15-http://www.dailymail.co.uk/…/Petti-McClellan-determined-vic…

16-http://abcnews.go.com/…/mother-fights-daughters-murd…/story…

17-http://insider.foxnews.com/…/petti-mcclellan-says-angel-dea…

18-http://www.abc.com.py/…/una-enfermera-de-texas-sospechosa-d…

El postulado:(lasa y zabala) diente: Francisco Etxeberría, quien declaró ante la comisión del Parlamento vasco que investiga el robo de niños que un neonato no tiene huesos, sino cartílagos, que se degradan con más rapidez, por lo que no encontrar restos óseos en una exhumación “no significa nada”.http://periodismohumano.com/sociedad/libertad-y-justicia/tumbas-vacias-en-las-exhumaciones-en-busca-de-los-bebes-robados.html Recomiendo el libro:Los hombres del saco eBook: Jose Luis Gordillo, Editorial San Pablo España:Y  enlazo un comentario de otro criminologo,respecto a (bebes):Yo he tenido constancia de la muerte de muchos niños los últimos 20 años en la comunidad Valenciana. Por lo único que no se ha convertido en una tragedia es porque los niños en vez de raptarlos, los compran. De eso yo tengo una constancia fidedigna.
Es muy sencillo, tienen despachos de abogados que tienen concertados contratos con distintos centros de planificación familiar, con conventos de monjas, con distintas asociaciones, donde hay madres que quieren llevar a término el embarazo. Ellos hacen lo que aparentemente serían adopciones ilegales, pero esas adopciones nunca llegan a convertirse en tales, sino que mediante un precio estas personas pagan a la madre a cambio del pequeño. Las madres creen que va a ser dado a una familia donde tendrá una mejor vida y en realidad ese niño es utilizado para las distintas bacanales que se van a realizar.
De este tipo de hechos se tiene constancia desde hace más de 20 años por parte de autoridades, tanto de miembros de la seguridad del Estado como policiales.
No se ha hecho nada al respecto y ni siquiera se ha permitido hablar de ello, el nivel de censura de los medios de comunicación actual es escandaloso.
14378231431687.jpg

El cuerpo de Miguel Ángel Martínez apareció en la orilla del fiordo de Lindingö, un barrio de clase alta de Estocolmo (Suecia), el 22 de septiembre de 2005. El cadáver de este vecino de Algorta de 45 años llevaba varias semanas flotando en el agua y se encontraba en un avanzado estado de descomposición. La Policía no llamó a su madre hasta el 29 de septiembre, siete días después de que apareciese el cuerpo de Miguel Ángel, que había partido desde Irún en tren a finales de abril para viajar por Europa.

 

Lidingö es una isla en el archipiélago interno de Estocolmo, al noreste de la ciudad de Estocolmo, en Suecia. En 2010, la población se estimaba en 31.561 personas. Es la sede del gobierno de la Municipalidad de Lidingö, del Condado de Estocolmo.

Las cualidades de Lidingö han atraído a muchos residentes ricos. El verano de Lidingö se limita al período comprendido entre finales de mayo y agosto, cuando la temperatura supera los 25 °C. Las temperaturas del agua del mar alcanzan su pico máximo a alrededor de 20 °C, a mediados de julio, en las partes interiores del archipiélago.

 

Desde el primer momento había cosas que no encajaban. Pero los acontecimientos que siguieron después convirtieron la muerte de su familiar en una «pesadilla» que les impide pasar página. Necesitan respuestas. Blanca Martínez, su hermana, lleva luchando desde entonces contra la «opacidad» y la «falta de sensibilidad» de la administración de Suecia, una país en «apariencia modélico» en derechos, libertades y transparencia. Pero también contra el «abandono» y la «negligencia» de las instituciones vascas y españolas, que «no han hecho nada». Su único objetivo es destapar «la verdad» de lo que le ocurrió a su hermano. Blanca está convencida de que no se suicidó, como sostiene la Policía escandinava. Y acumula cientos de documentos oficiales, perfectamente ordenados, con la esperanza de que las nuevas pruebas solicitadas ahora por la Audiencia Nacional a Inglaterra sirvan para encontrar la clave que permita responder a la pregunta que les atormenta desde hace 10 años: «¿Quién mató a mi hermano y le extrajo el corazón y parte del hígado?».

 

Lo cierto es que la investigación de la muerte de Miguel Ángel ha estado «repleta de irregularidades» desde el inicio. Poco después de la aparición del cuerpo, la Policía de Estocolmo permitió leer a la familia un documento sobre las circunstancias del fallecimiento de apenas unos folios -no existen fotos del levantamiento del cadáver- en el que se desprende que se trata de un varón sin identificar ya que no portaba documentación alguna. Apenas se dan datos del hallazgo. Sólo que fue encontrado por una ciudadana británica -Sara Evans- de la que nada más se sabe. Blanca explica que Miguel Ángel iba a ser enterrado como un «sin nombre». Sin embargo, fue identificado más tarde en el depósito de cadáveres por Isabela Franco Cereceda.Captura de pantalla de 2017-05-16 22:42:20

una enfermera sueca de raíces españolasIsabela Franco Cereceda, que revisó por «casualidad» sus bolsillos. Allí apareció una fotocopia del DNI del vizcaíno «doblada y mojada». Tampoco existen fotografías de la autopsia. Un informe que no cumple con los protocolos y que, además, recibieron año y medio después de su muerte.

Un detalle, en el mapa desde Lidingö a la Embajada, según la policía el cadáver apareció al lado del agua, justo a la derecha del puente que une estocolmo con lidindo.( residentes ricos)

¿Cómo llegó esa fotocopia al bolsillo de Miguel Ángel? Blanca sospecha que alguien se lo puso ahí con posterioridad a su fallecimiento. Entre otras razones, porque la fotocopia que les entregaron junto al resto de pertenencias de su hermano estaba perfectamente conservada, algo físicamente imposible si se tiene en cuenta que el cadáver quizás estuvo varias semanas en el agua. Esta fotocopia fue enviada por la policía española después de que Miguel Ángel fuese detenido indocumentado, semanas antes de su muerte, en una sucursal bancaria.

 

12.000 euros en la cuenta

El hermano de Blanca estaba diagnosticado de esquizofrenia, una enfermedad que tenía «controlada» aunque sufría «bajones» de vez en cuando. Llevaba unos días con problemas con su tarjeta de crédito y se negaba a salir de la entidad sin antes sacar algo de dinero de su cuenta de la BBK, en la que tenía más de 12.000 euros. El DNI, sin embargo, no llegó a las autoridades suecas hasta tres horas después de que fuese puesto en libertad sin cargos, según consta en los registros oficiales recabados durante años por Blanca y su abogada, Maite Rojas.

La Policía sueca insiste en que no ve indicios de delito. Miguel Ángel había vivido cinco años en Londres -dos años trabajando de celador en un hospital- y quería ser enterrado allí. Cuando el cuerpo llegó a Inglaterra, en noviembre de 2005, fue sometido a un segundo examen forense. Y fue entonces cuando comprobaron que había llegado sin corazón y sin más de la mitad del hígado. De hecho, sólo identificaron seis órganos. Curiosamente, uno de ellos eran los pulmones, que no mostraban signos de ahogamiento.

Su familia está convencida de que a su hermano le mataron para quitarle sus órganos porque pensaron que era una persona en situación de «exclusión social». Esta vizcaína asegura que existe una auténtica industria criminal en Suecia alrededor del tráfico de órganos que suele tener en los inmigrantes a sus principales víctimas. Blanca ha recibido constantes portazos por parte de las autoridades suecas, que han archivado las denuncias. Y también de las españolas, que le pidieron que no denunciase públicamente lo que le había pasado a su hermano, lo que ha influido en que su caso apenas se conozca en Euskadi a pesar del tiempo transcurrido.

Ahora, Blanca está a la espera de que Londres autorice la exhumación del cadáver para realizar nuevas pruebas y encontrar un hilo que les permita encontrar al responsable del «asesinato» de su hermano mayor.

Me imagino que los grandes profesionales de medicina legal como Francisco Etxeberría Gabilondo que encuentra un diente en la Fosa de la Romana después de 30 años tampoco tendrá idea.Tampoco tendrá idea el Profesor Frontela que publico un libro con la gran desfachatez y el terrible eslogan de lo que cuentan los muertos?

¿No les parece indignamente?

En cuanto la causa de fallecimiento la Policía sueca certificó que se había ahogado (alegando que había aparecido flotando en el agua) pero un segundo examen postmortem negó el ahogamiento (pulmones normales) aunque no pudo determinar la causa de fallecimiento por ausencia del corazón.

Desconozco al igual que todos los demás las circunstancias que rodearon la muerte de este pobre hombre, pero de lo que si que no tengo ninguna duda, es de que si realmente le extrajeron el corazón y parte del hígado, no fue para transplantarlos a nadie. Los órganos, una vez dejan de recibir sangre se vuelven totalmente inútiles a las pocas horas, por ello se extraen siempre en un quirófano donde se les perfunde con unos líquidos conservantes especiales, el receptor ya está preparado.

“No me importa si mueren”: el testimonio de un traficante que explota la desesperación de los refugiados sirios que venden sus órganos.

José Tomás Reina Rincón, asesinado en Perú el pasado mes de julio, han incrementado aún más, si cabe, el dolor de la familia. La autopsia ha descubierto que al cadáver le faltaban el encéfalo y varios órganos vitales situados en la caja torácica, asimismo presentaba mutilaciones disimuladas con trozos de piel de otras personas y dos piedras en la tráquea”

“los forenses del Instituto Anatómico de Madrid han mostrado su sorpresa en el informe que han realizado sobre el caso, al constatar que faltaban el encéfalo y otros órganos del tórax que el letrado no precisó, así como que encontraron dos pequeñas piedras en la tráquea”

 

La coordinadora de SOSDesaparecidos Euskadi explicó ante la Comisión de derechos Humanos del Parlamento Vasco que en Europa 10.000 personas al año, nunca vuelven a aparecer, en su mayoría menores vulnerables y, lo que es peor, nadie les está buscando.

Miguel Ángel Martínez (Erandio, 1960) abandonó el País Vasco en tren el 28 de abril de 2005 con más de 10.000 euros en su cuenta de la kutxa (BBK). Percibía además una pensión debido a la enfermedad que padecía. Su intención era viajar por toda Europa, conocer el Viejo Continente. El trastorno que sufría, afectaba, sin duda, a sus habilidades cognitivas, pero en ningún caso hasta el punto de impedirle interactuar con el resto de la gente en los aspectos más básicos de las relaciones humanas. Ni había agredido nunca a nadie, ni los dictámenes psiquiátricos sugerían que albergara fantasías suicidas. A menudo, podía ser encantador. Su familia le amaba, y dice que no se detendrá hasta saber a ciencia cierta “quién puso término a su vida o, en el mejor de los casos, aprovechó su muerte… para robar sus órganos“.

Porque Miguel Ángel no regresó vivo de aquella aventura. Apareció flotando muerto junto a la orilla del fiordo de Lidingö, barrio residencial de clase alta de Estocolmo. Meses después, su cuerpo llegaría a Inglaterra, cumpliendo su deseo de ser enterrado allí, y el examen post mortem llevado a cabo en las islas reveló que había sido mutilado. El forense británico no halló ni el corazón ni la mitad del hígado. Por el contrario, las autoridades suecas aseguran que el cuerpo de la víctima partió hacia Londres, trasladado por una funeraria, entero.

“A mi hermano lo mataron para quitarle sus órganos porque pensaron que era un don nadie”

¿Qué ocurrió? ¿Cuál es la historia del español que viajó a Londres sin corazón? Durante 10 años, su familia ha buscado respuestas. La policía de Estocolmo asegura que se suicidó, pero sólo proporciona conjeturas y obvias falsedades que no aclaran quién le extrajo a Miguel Ángel el corazón y la mitad del hígado mientras se hallaba bajo la custodia del Gobierno sueco. Blanca Martínez, hermana del difunto, lleva los años transcurridos desde 2005, año en que murió, tratando de aclarar éstas y otras dudas atroces, desequilibrantes, devastadoras. Su familia entera ha sido destruida, no tanto -dice- por la dolorosa pérdida del mayor de sus hermanos, “como por la crueldad de una administración, la sueca, más obstinada en levantar cortinas de humo sobre estos hechos truculentos, que en esclarecer las verdaderas circunstancias de la muerte y mutilación” -no necesariamente en ese orden- de Miguel Ángel Martínez.

A petición de Blanca, la Audiencia Nacional española ha solicitado ahora documentación a todas las partes implicadas en este truculento caso para determinar si, en efecto, se produjo un delito. La secuencia de hechos de esta historia digna de Stieg Larsson -popular autor de la saga Millennium-, arranca el 28 de abril de 2005, fecha en la que Martínez, mayor de cuatro hermanos, abandona Euskadi. Disponía de recursos suficientes para viajar porque tenía sus ahorros del banco además de la pensión mensual de 618 euros por padecer esquizofrenia paranoide. Y nunca habría querido suicidarse.

¿Qué le sucedió? Sólo una cadena de raras coincidencias impidió que terminara sepultado en el cementerio de Estocolmo reservado a los “sin nombre”. Gracias a las pesquisas realizadas por su hermana, se sabe que a finales de junio de 2005 se inscribió en el consulado español en Estocolmo e informó a sus funcionarios de que tenía problemas con su tarjeta de crédito. “No soy un indigente”, le espetó Miguel Ángel a la empleada española de la embajada. “Pero no puedo acceder al dinero de mi cuenta”.

Hallazgo en Lindigö

Hubieron de transcurrir otros tres meses hasta que la madre del difunto -María Isabel Santamaría Bereincua- recibiera una llamada de la comisaría de Gordóniz (Bilbao) donde se le informaba de que su hijo -o alguien que portaba una fotocopia de su DNI- había aparecido muerto en la orilla de una isla próxima a la capital de Suecia. La llamada se produjo a las ocho de la tarde del 29 de septiembre de 2005. Según la información facilitada por la policía escandinava, el cadáver flotaba en avanzado estado de putrefacción junto al puente que conecta Estocolmo con Lidingö.

En aquel primer momento, la policía española permitió leer a la familia de la víctima un documento desmañado sobre las circunstancias del fallecimiento donde no se detallaban tan siquiera los pormenores del hallazgo. Siete de las 10 páginas estaban dedicadas a un incidente policial que protagonizó Miguel Ángel el 1 de agosto de 2005, algunas semanas antes de su muerte. Según el informe, la víctima se personó en la citada fecha en una oficina del Nordea Bank situada en la población de Karlstad con la esperanza de realizar una transferencia de dinero desde su cuenta del BBK a la del banco sueco. Carecía de documentos identificativos y el director de la entidad desatendió su petición. El vasco se negó a abandonar la sucursal, en vista de lo cual el empleado llamó a la policía local.

NOTA:

Tenían mas paginas del “incidente” de Miguel Ángel,que de la propia investigación..

De acuerdo a la versión oficial de los escandinavos transmitida por la oficina de Europol (Sirene), los agentes desplazados hasta el lugar se lo llevaron en custodia desde las 10.25 de la mañana hasta las 4.20 de la tarde. Dado que Miguel Ángel carecía de DNI o de pasaporte, los policías se pusieron en contacto con las autoridades españolas para que éstas les ayudaran a identificarlo.

De acuerdo al registro de salida, la policía judicial española envió la fotocopia de su DNI a las 7.12 de la tarde del día de su detención. Es decir, casi tres horas después de que, según los suecos, abandonara sin cargos la comisaría. Curiosamente, su cadáver fue identificado en el depósito de cadáveres gracias a esa misma fotocopia del DNI remitida por los españoles. Inevitablemente, la familia se pregunta cómo acabó en el bolsillo de su pantalón si, según la propia policía escandinava, Miguel Ángel fue puesto en libertad tres horas antes de que Europol se la remitiera. Otro fax de la policía sueca al que tuvo acceso extraoficialmente Blanca Martínez indica, por el contrario, que la víctima española estuvo de 24 a 48 horas en la comisaría. De haber permanecido más de seis, los policías suecos se hubieran visto legalmente obligados a llamar a un fiscal y a la embajada, cosa que nunca hicieron.

Quería salir de Suecia

Se sabe también, gracias a la oficina consular española, que una semana después de su detención, el 8 de agosto, la víctima efectuó una llamada telefónica a la embajada de nuestro país en Estocolmo desde la ciudad de Mariestad, situada a 314 kilómetros del lugar donde apareció el cadáver. Según la funcionaria que habló con Miguel Ángel, la víctima quería salir de Suecia cuanto antes.

Dos días después de que la familia tuviera conocimiento de la muerte, la policía sueca comunicó que las circunstancias de la defunción parecían insinuar que Miguel Ángel se quitó la vida. Blanca, rota por la noticia, hubo de invertir decenas de gestiones, llamadas, apelaciones, ruegos y denuncias, hasta que logró que le enviaran, un año y medio después, la versión sueca de la autopsia definitiva. Lo que los escandinavos mantienen con variantes desde entonces es que su hermano se arrojó desde uno de los ferries que realizan el trayecto entre Helsinki y Estocolmo varias semanas antes del día (22 de septiembre de 2005) en que una ciudadana británica, Sara Evans, hallara flotando su cadáver en los aledaños del barrio de Lidingö. De acuerdo al examen post mortem realizado por Petra Rästen-Almqvist, murió por ahogamiento.

Se basaba para ello la forense en que existían indicios de encharcamiento pulmonar. Entre sus pertenencias no se halló ningún billete que probara que viajaba en un ferry. Con todo, el informe del forense deslizó esa información sin aportar más evidencias que sus propias especulaciones. El cuerpo presentaba hematomas en la zona costal y en la cápsula suprarrenal derecha, pero en su opinión, las lesiones podían ser debido a un golpe violento causado por el impacto contra el agua al caer de cierta altura desde uno de los buques que viajan a Helsinki .

A dos primos de la víctima que viajaron a Estocolmo para obtener más información se les impidió ver el cadáver “debido a su avanzado estado de descomposición”. Hasta la fecha, la familia nunca ha logrado saber quién es esa ciudadana de origen británico que, supuestamente, encontró el cuerpo. La autopsia final pasó también por alto un detalle que sí recogieron inicialmente los policías que se personaron en Lidingö: Miguel Ángel presentaba una herida en la ceja derecha.

 

Ni todo el cúmulo de contradicciones que la versión oficial contiene hubiera desencadenado la tenaz lucha de Blanca por esclarecer lo sucedido, de no haber concurrido dos últimas delirantes circunstancias que aún extendieron más la duda entre su familia. Una vez hallado su cuerpo, este fue trasladado al depósito de cadáveres del departamento forense de Solna. ¿Cómo se pudo averiguar su identidad si, según los agentes de policía que levantaron el cuerpo, Miguel Ángel no portaba documento alguno? Fue gracias a Isabela Franco Cereceda, una enfermera sueca de raíces españolas que fortuitamente se hallaba en la morgue el día en que trasladaron el cuerpo a Solna.

“Ha pasado tiempo desde entonces y apenas recuerdo los detalles”, asegura al periodista la enfermera en el hall del hospital de Estocolmo. Franco Cereceda, incurriendo a menudo en contradicciones que atribuye al tiempo transcurrido, asegura que la morgue se encontraba aquel día congestionada de cadáveres. “Había muchos cuerpos y apenas personal, así que eché una mano. Al descubrir la sábana para observar su rostro, me llamó la atención su aspecto de español y comencé a registrar en los bolsillos. Allí apareció la fotocopia, doblada y mojada. Inmediatamente, llamé a la Polícia”.

Así pues, a tenor de las palabras de Franco Cereceda -hermana de un destacado médico del departamento de cirugía cardiovascular del hospital Karolinska de Estocolmo-, los agentes que “investigaron” las circunstancias de la muerte no miraron tan siquiera en los bolsillos. Si así lo hubieran hecho, hubiesen dado con la fotocopia del carné que mandó la policía española. Eso, siempre y cuando alguien no se lo deslizara en los bolsillos con posterioridad, lo cual podría explicar, en opinión de Blanca, que la fotocopia no se hubiera deteriorado ni la tinta desleído. El aspecto de ese documento es singularmente saludable, considerando que el cadáver permaneció semanas en el agua.

Lo peor, de todos modos, aún estaba por venir. Miguel Ángel dejó escrito que deseaba ser enterrado en Londres, ciudad en la que trabajó durante dos años y medio (en el hospital Brompton), y donde yacía enterrado el cuerpo de la que fue su novia. Su cadáver llegó al aeropuerto de Heathrow el 4 de noviembre de 2005 y permaneció en sus cámaras frigoríficas durante cinco días.

Las autoridades británicas se negaron a autorizar su enterramiento, dado que los suecos no habían remitido el salvoconducto mortuorio ni otros documentos legales exigidos en estos casos. En vista de que no se había acreditado documentalmente la causa de la muerte, el responsable de la oficina forense de Westminter, Terry Lovegrove, ordenó efectuar una segunda autopsia el día 17 de noviembre.

Lo que el forense Peter Witkins halló durante la autopsia superaba con creces la ficción de Stieg Larsson. ¡El cadáver del vasco llegó a Londres sin corazón y sin más de la mitad del hígado! “Ambos pulmones han sido diseccionados y no presentan cambios patológicos específicos diferentes a los de la descomposición (…). Fueron identificados 600 gramos de un hígado parcialmente seccionado. (…) El corazón no fue identificado”, reza la autopsia realizada en el Reino Unido.

Por si quedaba duda, el forense añade: “En el momento del examen no fue posible identificar la causa de la muerte debido a la ausencia del corazón…”. En otras palabras, había desaparecido el corazón y tres quintas partes del hígado, cuyo peso en el caso de un adulto acostumbra a alcanzar los 1.500 gramos. Como es sabido, en los casos de trasplante se utiliza a menudo una parte de este órgano. La autopsia reveló que los pulmones no mostraban signos de ahogamiento ni de encharcamiento.

“Sabemos que existe esta demanda y que hay gente dispuesta a pagar mucho dinero con o sin la aquiescencia del dueño del órgano”

En opinión de su familia y de su asesora legal, Marta Rojas, ello conduce a la conclusión de que fue arrojado al agua muerto. Rojas entiende que fueren cuales fueren las circunstancias de la muerte de Miguel Ángel, este no perdió la vida ahogado: “Consultamos forenses y peritos independientes y nos dijeron que todo sugería que su muerte guarda alguna relación con los golpes contundentes que presentaba en la espalda, mortales de necesidad y aparentemente producidos por un objeto metálico”.

El examen post mortem sueco se realizó cinco días después del hallazgo del cadáver, lo cual comprometió desde el principio sus resultados. Ni incluía fotos de la autopsia ni se especificaban los cambios cadavéricos -fundamentales para establecer la fecha de la muerte- ni había referencia alguna a hongos presentes, algas, maceración cutánea, lesiones secundarias causadas por organismos acuáticos o, en fin, todos los datos establecidos en los protocolos.

Se baraja, por otra parte, la única hipotesis del suicidio, pese a que no se detectaron fracturas en los huesos. Según el examen visual realizado por este diario en el lugar del hallazgo del cadáver, las cubiertas y torretas de los buques que realizan el trayecto mencionado se hallan a una altura equivalente a entre tres y cinco pisos. La del puente cercano al lugar donde apareció el cuerpo es incluso superior. Ni un sólo pasajero de los cientos que acostumbran a realizar ese trayecto, ni un sólo miembro de la tripulación, vio a Miguel Ángel arrojarse por la borda o escuchó el estruendo propio del impacto brutal que hubiera producido el cuerpo al caer desde esa altura o golpear contra un saliente metálico del buque. Y eso, a pesar de que el ferry se disponía a salir o arribar al puerto de Estocolmo.

¿Qué dijo la forense cuando la familia de la víctima le hizo llegar sus dudas? En palabras de Rästen, “el cuerpo partió hacia Londres con el corazón. Este pesaba 261 gramos y tenía la forma y los tamaño habituales”. Según la forense, ella sólo tomó un pedazo de 2 x 2 cm para realizar las prueba pertinentes, y al concluir su trabajo, lo devolvió de nuevo al cuerpo. A su juicio, los ingleses “no lo vieron debido al estado avanzado de descomposición que el cadáver presentaba”. Rästen precisó también que ésa fue, probablemente, la razón por la que ella no apreció la herida sobre la ceja que los policías que levantaron el cadáver describieron. La forense no explicó por qué se volatilizó selectivamente más de la mitad de un hígado, retirado del cadáver mediante un limpio corte quirúrgico.

Preguntas fundamentales

– ¿Qué cree que pasó con su hermano?- le pregunto a Blanca…

– A mi hermano lo mataron para quitarle sus órganos porque pensaron que era un don nadie.

– Ha repetido usted a menudo que lo sucedido se asemeja a una novela de Larsson, sólo que cuesta creer que en verdad haya gente tan perversa como para matar a alguien y aprovechar sus órganos. Hablamos de Suecia, de los adalides de las libertades. Ya sabe.

– ¿De verdad lo cree usted así? En fin, me consta que usted tuvo sus propias desafortunadas experiencias mientras realizaba su trabajo. Usted no ignora, por ejemplo, que existe un estudio del hospital Karolinska de Estocolmo que demuestra que, al menos, 30 suecos han pagado durante los años recientes para adquirir un órgano en el extranjero. Y fue una profesora sueca, Susanne Lundin, quien hizo público en 2011 la existencia de esta industria criminal y de esta demanda de órganos. Fíjese que daba la cifra de la que se tiene fehaciente constancia, pero se apuntaba que el número real podría ser muy superior. Los pacientes llegan a pagar hasta 80.000 dólares por un riñón. Y, atención, curiosamente, los donantes suelen ser siempre miembros de minorías étnicas. Este último dato fue proporcionado por la responsable de trasplantes del hospital Karolinska. Sabemos que existe esta demanda y que hay gente dispuesta a pagar mucho dinero con o sin la aquiescencia del dueño del órgano. Obviamente, los más expuestos son los inmigrantes, la gente sin recursos y en última instancia, aquellos indigentes a quienes nadie va a reclamar. A Miguel Ángel lo tomaron por un loco y probablemente, lo trataron como tal.

No ha pasado un solo día desde que supo de la muerte de su hermano que Blanca no se haya dedicado a esclarecer los hechos escabrosos que rodean a la desaparición de Miguel Ángel. “¿Quién le robó su corazón?”, repite como una letanía a quien le presta oídos.

Francisco Pérez Abellán Hacerse el sueco.

Un español murió en Suecia en ignoradas circunstancias. Su cuerpo fue identificado de una forma enigmática y enviado a Londres, donde quería ser enterrado. Llegó sin salvoconducto mortuorio, por lo que le hicieron la autopsia, donde descubrieron que le habían robado el corazón y tres quintas partes del hígado. El policía que investiga en Estocolmo los datos del drama se hace el sueco, como el ministerio español que no acaba de crear un grupo especializado en casos difíciles.

Miguel Ángel Martínez (Erandio, 1960) creía que contaba con algún tipo de protección por ser español en su viaje a Suecia, pero resulta que no. En el país que se considera uno de los más avanzados del mundo se quedó sin dinero, intentó hacer una transferencia desde su cuenta, en la que sí tenía fondos, pero había extraviado la documentación, por lo que fue abandonado a la luna de Valencia. Desesperado, protagonizó un incidente en una oficina bancaria, de la que se negó a salir sin que le resolvieran el problema. Pero allí también se hicieron los suecos.

Martínez padecía un desorden mental que no le impedía hacer el viaje, pero en una situación de estrés como la que sufrió le llevó a mostrar su lado más débil. El caso es que la Policía le detuvo, le llevó a comisaría y pidió a la española que lo identificara. Aquí el asunto se vuelve delirante. Los españoles mandaron una fotocopia del carnet de identidad. Los suecos dicen que tuvieron retenido a Miguel Ángel hasta las cuatro y veinte de la tarde, pero la fotocopia del DNI no llegó hasta pasadas las siete. El caso es que, una vez muerto y en la morgue, alguien le introdujo la fotocopia de su carnet en el bolsillo de los vaqueros, donde dicen que por casualidad lo encontró una enfermera de origen español, sorprendida ante el aspecto del fallecido. Sincronicidades, que diría Jung. Todo esto solo se sabe gracias a la investigación de Blanca Martínez, la hermana, obligada a hacer de detective los últimos diez años.

El caso es que aquí sí hay dónde pedir explicaciones: a la Policía sueca, a los forenses y al Gobierno sueco. La Policía extraoficialmente admite que pudo estar detenido más tiempo del que se reconoce, incluso 48 horas. Con lo cual los agentes incumplieron la ley sueca, que obliga a avisar y dar cuenta de la detención. Es un hecho que los últimos que vieron al español con vida fueron los policías.

Pero además resulta que la forense hace una autopsia incompleta y cambiante, donde pasa de no determinar con precisión la causa de la muerte a afirmar que se suicidó desde la cubierta de un ferry –dos o tres pisos de altura– dado que el cuerpo apareció flotando en Estocolmo con fuertes golpes en la espalda. Lo curioso es que el policía encargado de las pesquisas no sabe exactamente el lugar y sólo tiene un croquis del sitio. No hubo juez ni fiscal en el levantamiento del cadáver, ni fotos de su localización ni de la autopsia. En esta última, el forense británico recalca que no puede determinar la causa de la muerte porque falta el corazón.

Se especula con que a Martínez pudieron asesinarlo para extraerle órganos de cara a un trasplante clandestino. En Suecia, según el hospital más importante de Estocolmo, se tienen datos de al menos treinta trasplantes de este tipo, y se sabe que se pagan hasta 80.000 euros por un riñón. Los ricos sin escrúpulos no dudan en obtener un órgano sin que les importen los orígenes. Parece seguro que Martínez murió a mano de terceros y su cuerpo fue objeto de toda clase de irregularidades, y el misterio es tan grande como el abandono de la familia española, que no logra ningún consuelo: las autoridades españolas también se han hecho las suecas.

 

Blanca Martínez muestra parte de la documentación que ha recabado sobre el «asesinato» de su hermano.

Blanca Martínez:

En todo este tiempo, he vivido en primera persona, con rabia y perplejidad, la inexistencia de un Departamento, Entidad o Asociación alguna donde dirigirme, e incluso he tocado puertas donde “legalmente” debería haber encontrado apoyo (Policía sueca; Defensor del pueblo sueco “Ombudsman”, español y Ararteko; Interpol; Sirene; Policía judicial de Bilbao; Ministerio del Interior;  Embajada de España en Estocolmo; Subdirección General de Protección de españoles en el extranjero del Ministerio de Asuntos Exteriores; Departamento de Derechos Humanos del Gobierno Vasco; Servicio de Atención a la víctima; Parlamento Europeo; Políticos varios; Asociaciones de victimas; Alcalde de Getxo…etc.) y en la mayoría de los casos,  lo único que he encontrado ha sido  frases como “tienes toda la razón pero no te podemos ayudar porque como ha ocurrido en Suecia”o  SILENCIO ADMINISTRATIVO (debería estar prohibido). He realizado miles de llamadas de teléfono y escritos sin respuesta alguna;  alguna promesa incumplida; alguna respuesta ofensiva.

He tenido que escuchar como una jabata (porque sí gritas eres una loca) que le han matado por ser un ser un DON NADIE,  un ser marginal, en definitiva, un vagabundo además de loco,  alguien que no cuenta,  que no sirve, que no importa. Estaban hablando de mi hermano y encima les he tenido que agradecer por atenderme.

NINGUNA INSTITUCIÓN SUECA, ESPAÑOLA, EUROPEA O VASCA HA HECHO ABSOLUTAMENTE NADA y estoy convencida que por esta falta de acompañamiento mi familia se encuentra en esta situación de desamparo e injusticia.

11 años de SILENCIO, nadie ha llamado a mis padres, Angel e Isabel, con 86 y 84 años y siguen esperando respuestas, no quieren morir sin saber sí es su hijo el que está enterrado en Londres.

11 años intentando buscar respuestas, poner una denuncia (algo que en Suecia no permiten) y ayuda institucional. El 3 de enero de 2014 por fin la Policía de Estocolmo nos permitió denunciar los hechos (en inglés), recibimos una copia de la denuncia (en sueco) y no hemos tenido noticias de la misma ni nos ha llamado para testificar. Una denuncia por tráfico de órganos de un ciudadano europeo y no se ha abierto una investigación.

Sí he decidido hacerlo público es porque mi familia, mis padres necesitamos saber si la persona que hemos enterrado es Miguel Angel. Queremos que se abra una investigación en Suecia y evitar que otras familias pasen por lo esta situación tan terrible. Porque pienso que hay muchos más casos como el de mi hermano aunque quizás ni sus familias tengan conocimiento de ello. Y lo que es más importante, para que ninguna familia se encuentre en la misma situación de desamparo y silencio como la que a mi familia nos ha tocado vivir y todavía seguimos viviendo.

No nos engañemos, existen leyes de repatriación, Directivas que defienden los derechos de víctimas de delitos violentos, Directivas que defienden a las víctimas de trata de personas (tráfico de órganos) a nivel europeo pero las Instituciones de los diferentes países, no la ciudadanía, incumplen estas leyes que ellos mismos han firmado para hacernos creer que existe la Justicia, pero la realidad es otra bien diferente

La Fiscalia de la Audiencia Nacional ha pedido la exhumación a Londres y la realización de una prueba de ADN para saber sí el cadáver que enterramos es el de Miguel Angel, Londres no ha contestado y quizás nunca lo haga porque ninguna Institución sueca, europea, española o inglesa tiene el mínimo interés por esclarecer los hechos.

Quizás, a pesar de tanta lucha, no consiga ni tan siquiera la realización de esta prueba de ADN que acabaría con la tortura institucional que ya dura 11 años.

informarme de mis derechos o mejor dicho los derechos de mi hermano MIGUEL ANGEL MARTÍNEZ SANTAMARÍA para esclarecer la causa y forma y fecha de su muerte.

La funeraria fonus en el 2006 se equivocó con 2 niños que fallecieron en el Karolinska, se diernon cuenta después de incinerar el que no debían.El forense británico no halló ni el corazón ni la mitad del hígado. Por el contrario, las autoridades suecas aseguran que el cuerpo de la víctima partió hacia Londres, trasladado por una funeraria, entero.(DENUNCIA ESTOCOLMO) La madre de Miguel Angel hizo una transferencia a la Funenaría FONUS con todos sus datos pero resulta que la Embajada de España en Estocolmo únicamente les remitió un copia de la factura original de la funeraria, increible pero cierto, y en esa copia que les remitió la dirección es la de la Embajada y aparece el nombre de la Auxiliar administrativo de la Embajada Irene Lope.

Lamentablemente no puedo hacer publico el nombre en el documento por respeto de los familiares.

Fecha:martes, 01 de abril de 2008 12:47:41:LINK

Fuentes:

1-https://vimeo.com/159703901
2-https://martinezsantamaria.wordpress.com/
3-ETB2 AHORA 27.10.2016:https://vimeo.com/189821150
4-CUARTO MILENIO “El enigma del hombre sin corazón”:https://vimeo.com/160046975
5-La Sexta “Más vale tarde”:https://vimeo.com/151086384
6-RNE 18.03.16:https://vimeo.com/159670663
7-El enigma del hombre sin corazón:http://www.elmundo.es/…/2015/07/26/55b36973268e3ee3258b4576…
8-Francisco Pérez Abellán Hacerse el sueco: http://www.libertaddigital.com/…/fr…/hacerse-el-sueco-78306/
9-El blog personas de esta gran señora y luchadora:https://martinezsantamaria.wordpress.com/

Anuncios

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s