Comando Rothschild

sdcsd

Formación militar de pocos efectivos, cuyos miembros fueron cuidadosamente escogidos e instruidos para efectuar acciones peligrosas o difíciles. Sólo ha existido una unidad de este tipo compuesta por vascos, organizada en 1945 en el castillo de Rothschild, en Cernay-la-Ville, a 30 kilómetros de París. La necesidad del Gobierno de Euskadi de crear un aparato militar que le sirviese de apoyo en el caso de su regreso a al país está en el germen de la formación de estos comandos. Las fuerzas armadas de que disponía -el Batallón Gernika en Francia y Euzko Naya en el interior- no se consideraban idóneas debido a su actitud ideológica o aptitud profesional. El Lendakari negoció con las autoridades de Washington en el mayor de los secretos la formación de un millar de comandos.

Desde mayo de 1945 se entrenó un primer grupo de 110 hombres en el castillo de Rothschild. Los componentes de la unidad eran veteranos del Gernika, miembros de Euzko Naya y “niños de la guerra” venidos de Gran Bretaña. Todos firmaron un contrato por el que se convertían en empleados del Gobierno norteamericano por seis meses, comprometiéndose a guardar absoluta discreción. Bajo las órdenes del comandante Warner y posteriormente del comandante Basset, una docena de expertos instructores les impartió la más exhaustiva formación militar: artes marciales, cartografía, uso de explosivos, manejo de las armas más modernas, etc. Pero el desinterés de la administración Truman dio al traste con la operación. En la segunda quincena de julio se disolvió la unidad. Algunos de sus veteranos ejercieron como expertos de seguridad del PNV o figuraron entre los primeros instructores de ETA.

El 12 de diciembre de 1972 Marie-Hélène de Rothschild, miembro de la familia de la élite más poderosa del mundo, celebró una surrealista fiesta en el Château de Ferrières, una de las gigantescas mansiones de la familia.

En definitiva, es una mezcla de “Eyes Wide Shut” – estilo baile de máscaras mezclado con un video pop estilo Lady Gaga.

La Lucha de Clases

V.I Lenin Carlos Marx

Todo el mundo sabe que en cualquier sociedad las aspiraciones de una parte de sus miembros chocan abiertamente con las aspiraciones de otros, que la vida social está llena de contradicciones, que la historia nos muestra una lucha entre pueblos y sociedades, así como en su propio seno; todo el mundo sabe también que se suceden los períodos de revolución y reacción, de paz y de guerras, de estancamiento y de rápido progreso o decadencia. El marxismo nos proporciona el hilo conductor que permite descubrir una sujeción a leyes en este aparente laberinto y caos, a saber: la teoría de la lucha de clases. Sólo el estudio del conjunto de las aspiraciones de todos los miembros de una sociedad dada o de un grupo de sociedades, puede conducirnos a una determinación científica del resultado de esas aspiraciones. Ahora bien, la fuente de que brotan esas aspiraciones contradictorias son siempre las diferencias de situación y de condiciones de vida de las clases en que se divide cada sociedad. “La historia de todas las sociedades que han existido hasta nuestros días — dice Marx en el Manifiesto Comunista (exceptuando la historia del régimen de la comunidad primitiva, añade más tarde Engels) — es la historia de las luchas de clases. Hombres libres y esclavos, patricios y plebeyos, señores y siervos, maestros y oficiales; en una palabra: opresores y oprimidos se enfrentaron siempre, mantuvieron una lucha constante, velada unas veces, y otras franca y abierta; lucha que terminó siempre con la trasformación revolucionaria de toda la sociedad o el hundimiento de las clases beligerantes [. . .]. La moderna sociedad burguesa, que ha salido de entre las ruinas de la sociedad feudal, no ha abolido las contradicciones de clase. Unicamente ha sustituido las viejas clases, las viejas condiciones de opresion, las viejas formas de lucha, por otras nuevas. Nuestra época, la época de la burguesía, se distingue, sin embargo, por haber simplificado las contradicciones de clase. Toda la sociedad va dividiéndose cada vez más en dos grandes campos enemigos, en dos grandes clases que se enfrentan directamente: la burguesía y el proletariado.” A partir de la Gran Revolución Francesa, la historia de Europa pone de relieve en distintos países, con especial evidencia, el verdadero fondo de los acontecimientos, la lucha de clases. Y ya en la época de la restauración se destacan en Francia algunos historiadores (Thierry, Guizot, Mignet y Thiers) que, al generalizar los acontecimientos, no pudieron dejar de reconocer que la lucha de clases era la clave para la comprensión de toda la historia francesa.

LA DOCTRINA ECONÓMICA DE MARX

“Y la finalidad última de esta obra — dice Marx en el prólogo a El Capital — es, en efecto, descubrir la ley económica que preside el movimiento de la sociedad moderna”, es decir, de la sociedad capitalista, burguesa. El estudio de las relaciones de producción de una sociedad dada, históricamente determinada, en su aparición, desarrollo y decadencia: tal es el contenido de la doctrina económica de Marx. En la sociedad capitalista impera la producción de mercancías ; por eso, el análisis de Marx empieza con el análisis de la mercancía.

The other side of the coin conspiracy

Marx era un masón intelectual, de origen judío, que dominaba muchas materias en relación con la Sociología, y escribió sus obras políticas, acerca de la revolución socialista y comunista, con la colaboración del también masón Engels, por encargo del banquero ocultista Illuminati Lionel Nathan Rothschild y de la familia Rothschild, para construir el brazo izquierdo del Sionismo mundial.

Lionel Nathan Rothschild era miembro de la Cámara de Londres, una de las mayores fortunas de Inglaterra, y dueño de los principales bancos. Este sionista illuminati era un personaje oscuro y enigmático, del cual siempre se sospechó que podía haber estado detrás de la obra illuminati Los Protocolos de los Sabios de Sión. No sólo era el financiador del marxismo sino además su verdadero jefe en la sombra.

El Padre de Lionel Nathan Rothschild era Nathan Mayer Rothschild ( 1777 – 1836) el cual había fundado en 1808 el banco N.M. Rothschild & Sons en Londres, que sigue operando hoy en día. En 1815 este banquero illuminati se forró en Bolsa especulando con la Batalla de Waterloo; Rothwort, un correo especial del banquero Rothschild, que estaba expresamente en el campo de batalla, viajó día y noche hasta Londres, antes que nadie, para informarle del resultado de la batalla.

Después, gracias a esta información privilegiada, difundiendo rumores contrarios y especulando en bolsa, el magnate illuminati hizo unas ganancias descomunales, haciéndose con el control de la economía inglesa.

Así se hacen las grandes fortunas de la Tierra, mintiendo, lanzando rumores falsos, engañando, aprovechándose de la gente, explotando las guerras, y especulando con sus víctimas en la Bolsa. Trabajando diariamente a pié de obra y pagando impuestos nadie se hace rico.

La familia Rothschild descendía de Amschel Moses Bauer, orfebre y cambista de Francfort, en Alemania, y era de origen judío.

El ascenso a la prominencia europea de la familia comenzó con Mayer Amschel Rothschild, fundador de esta dinastía, el hijo de Amschel Moses Bauer. En la década de 1760, el joven Mayer Amschel estableció sus actividades en Fráncfort, negociando con monedas y billetes. Mayer Amschel Rothschild financió al jesuita Adam Weishaupt, fundador de los Illuminati; ambos tramaron un plan para fundar una orden más poderosa, que se introdujera en todas las logias y controlar así toda la masonería.

Fué Nathan Mayer Rothschild, el padre de Lionel, quien decidió instalarse en Inglaterra en 1798. El apellido de Rothschild viene deRed Shield, escudo rojo, y éste fué el cometido de esta peculiar familia, proteger el movimiento socialista y bolchevique. Curiosamente, además, Karl Marx y Lionel Rothschild tenían parentesco familiar, a través de parientes comunes anteriore

La familia Rothschild, financió a Kissel Mordekay, el camarada Marx, con miles y miles de libras esterlinas. Precisamente un cheque de Rothschild, y cobrado por Marx, por un monto importante de miles de libras, fué expuesto en el British Museum por cortesía de Lord Lionel Walter Rothschild, hijo de Nathan Rothschild, el cual lo donó a ese museo!..

Según el Instituto de estudios marxistas-leninistas de Moscú, Karl Marx, recibió de parte de su amigo y colaborador Engels, diversas cantidades de ayuda, al menos unos 6 millones de francos franceses.

La familia Rothschild también donó ingentes cantidades de dinero a Leon Bronstein, más conocido como el camarada Trotski, para financiar la revolución bolchevique. Los cheques de los pagos efectuados se conservan en el Museo Británico de la Biblioteca Nacional de Londres.

También Karl Marx recibía donaciones de dinero por parte de sociedades secretas masónicas, como la Liga de los Justos, una sociedad secreta muy relacionada con la Societé des Saisons, la Sociedad de las Estaciones, una sociedad secreta francesa, muy activa en aquél tiempo, y todas esas sociedades ocultistas trabajaban inspirando las revueltas de las masas y los movimientos revolucionarios, obreros y sindicales.

Los masones Marx y Engels fueron miembros, entre otras sociedades, de la hermandad obrera denominada The Fraternal Democrats. Las sociedades secretas masónicas encendieron los movimientos de izquierda, obreros y sindicales en Europa, Estados Unidos y Argentina, pereciendo miles de ellos en barricadas y enfrentamientos contra las autoridades.

Todos estos movimientos de agitación social obrera, de inspiración masónica, desembocaron en la organización de la Primera Internacional Socialista, aglutinando de modo global a todo el mundo marxista socialista, y así tenerlo controlado desde arriba.

En la obra Codex Magica, una Enciclopedia que desvela los signos secretos de los Illuminati, se habla de la señal del maestro del segundo velo, denominada también la señal de la mano oculta de los hombres de Jahbulon. Es el típico gesto de mano en el pecho, tan realizado por personajes famosos como Napoleón y muchos otros.

Y aquí tenemos a estos dos elementos, el camarada Lenin y el camarada Marx, haciendo el gesto ritual masónico del maestro del segundo velo o de mano en pecho, como fieles masones ocultistas que eran, metidos en el ocultismo hasta los ojos.

Marx, Engels, Lenin y Stalin, todos ellos eran masones, miembros de sociedades secretas herméticas y ocultistas, y al parecer todos ellos eran de ascendencia judía. Trotsky y Bakunin, el ideólogo del Anarquismo también eran masones y judíos. Todos ellos fueron unos genocidas criminales, unos intelectualmente y otros materialmente.

Bajo el slogan de Proletarios de todo el mundo, uníos, y el Manifiesto Comunista, el movimiento revolucionario y socialista, inspirado por Marx y Engels, comenzó a utilizar la estrella roja de 5 puntas como símbolo de su ideal socialista, curiosamente igual que el pentagrama, el emblema ocultista y de las órdenes satánicas.

Bibliografia:

Linajes de los Illuminati. Fritz Springmeier.

http://1984nwo.net/1984/index.php?topic=9862.0

Anuncios

Un comentario en “Comando Rothschild

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s