Gloria Martínez Ruiz conexión Alcàsser


Dibujo

Don Álvaro Martínez Martínez no sabía lo que le esperaba aquel 29 de octubre de 1992, cuando dejó a su hija Gloria, una adolescente de diecisiete años con problemas de insomnio y anorexia, en la Clínica Torres de San Luis, en Alfaz del Pi.
No las tenía todas consigo, pero la psiquiatra María Victoria Soler Lapuente había insistido en que su hija tenía que ser ingresada unos días, hasta tal punto que amenazó con dejar de tratarla en caso contrario.
Tan sólo una hora después de ser ingresada, a las dos de la tarde, con el pretexto de una crisis de agresividad, la doctora Soler ordenó la contención mecánica de Gloria (la ataron de pies y manos entre cuatro personas) para administrarle un cóctel de calmantes y antipisicóticos (Largactil, Sinogán y Haloperidol).
La dosis se repitió sobre las siete y cuarto de la tarde. Finalmente, a la una y media de la madrugada, Gloria despierta y pide que la desaten para ir al baño. En ese momento, cuando iba a recibir una tercera dosis, la enfermera y la auxiliar de la clínica afirman que Gloria empujó a esta última, saltando por la ventana de su bungalow en dirección al jardín. Y al llegar al muro que rodeaba el complejo “desapareció”.
Es decir, Gloria, que estaba medicada y tenía ocho dioptrías, había saltado un muro que tenía una altura de entre dos y cuatro metros -dependiendo de la zona- sin gafas y en una noche oscura.
Separador-blog
Mediados julio 99 (elpais.com 1999/09/08):
…A mediados del mes de julio, una carta manuscrita…sin remitente, llegó al despacho del abogado [de la familia de Gloria Martínez]… …En la misiva, una persona confiesa haber visto en Tibi [ a unos 53 km por carretera de la clínica de donde desapareció ] a Gloria Martínez pocas horas después de su desaparición [ la noche del 29 al 30 octubre 1992 ].Según afirma la testigo, vio a Gloria Martínez a la salida de la casa de una “enfermera joven y flaquita” que vivía con otra mujer. El manuscrito detalla cómo, supuestamente, las mujeres sacaron a la muchacha de la vivienda. “Vimos a la chica más alta (supuestamente Gloria) salir con ellas como desmayadita,y nos dijeron que la llevaban al hospital”.
…El letrado, según declaró ayer, introdujo la carta en un sobre de protección “para no borrar las huellas”, y lo remitió al juzgado de Benidorm, que no le hizo caso…
…[El letrado] admite su “sorpresa” por la falta de iniciativas por parte del juzgado benidormí hasta el momento, ya que en el documento se da un nombre y datos sobre el lugar donde supuestamente se vio a Gloria Martínez…

(noticias.lainformacion.com 13 abril 2014):

…teniente de la Unidad Central Operativa [UCO] de la Guardia Civil, José Miguel Hidalgo…
…recuerda el caso de Gloria Martínez…los indicios apuntaron después a un posible secuestro. La chica…la ingresaron en un centro psiquiátrico…y horas después, ya no había rastro de ella. El teniente lamenta todo los problemas que ha sufrido la familia tras 22 años que ha acabado “totalmente separada y destrozada”. Y lo peor no es eso, sino que además Hidalgo cree saber qué pasó y quién está implicado pero no tiene pruebas para demostrarlo.

 

Una niña menor de edad desaparece de un clínica en circunstancias más que sospechosas, de noche, no se avisa a la policía y se tarda seis horas y media en avisar a los padres. Pues, según la justicia española, no hay responsabilidad penal. Sólo civil. Tras dieciséis años de espera, el diez de diciembre del año 2008, se condenó solidariamente a la Doctora Soler y a la sociedad Zopito S.A.L. (gestora de la clínica) a indemnizar a los padres de Gloria en la cuantía de 104.251,63 euros.

Ese es al parecer, el precio de una adolescente de 17 años. No sabemos si fue raptada por una organización dedicada a la trata de blancas, tráfico de órganos, vídeos snuff o cualquier otro fin. Pero, como no hay pruebas, ni se encontró pista alguna, oficialmente la niña se escapó. Pues nada, 104.251,63 euros y se acabó el problema.

El director médico, Jesús Nahmías de Torres, por lo visto no era responsable de nada. Ni tampoco el subdirector, Luis Javier Rivas López. La única culpable, y por vía civil, resultó ser la doctora Soler.

Por si fuera poco, Alfonso Calvé, de quien se comentaba era accionista de la sociedad gestora de la clínica, fue nombrado Gobernador Civil de Alicante, un mes y cinco días después de la desaparición de Gloria. Y, como jefe de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en Alicante, se encontró a la cabeza de una investigación en la que estaba involucrada su propia clínica, de ser ciertos los rumores que le atribuían una participación en la sociedad gestora.

La “investigación” quedó en nada, como siempre. Gloria no ha aparecido desde entonces. El director médico de la clínica, Jesús Nahmías de Torres, se “trasladó” a Estados Unidos y la clínica cerró. No se ha encontrado ni una sola pista válida, ni un solo sospechoso. Como en tantos otros casos de desapariciones.

Así se hace justicia en este país. Tenemos una red policial en carretera muy preocupada de si te pasas lo más mínimo del límite de velocidad. Pero nadie se preocupa de cuidar de la seguridad de los niños y jóvenes menores de edad. Para ellos no hay policías especializados, ni radares, ni normas especiales, ni carnet de puntos. No dejes el coche mal aparcado, no te equivoques al hacer la Declaración de la Renta, no dejes de pagar tu hipoteca, porque no te vas a librar del castigo. Pero tampoco le quites la vista de encima a tus hijos porque, si desaparecen, todo van a ser buenas palabras y ningún resultado.

Va siendo hora que los padres de los niños desaparecidos o asesinados tomen alguna medida al respecto. Cuando el Estado falla una y otra vez en garantizar la seguridad, y falla una y otra vez en llevar las investigaciones a buen puerto, es necesario organizarse y exigir responsabilidades y resultados. Y, quizás, cambios en la legislación.

Que no se mande a los padres a llorar a casa, como hicieron con D. Fernando García Mediano, el padre de Miriam, una de las niñas de Alcàsser. 

Hay muchos casos sin resolver aparte de este. El niño de somosierra, el niño pintor, Sara Morales, Yeremi Vargas etc. Pero el de gloria es un claro ejemplo de una investigación…..
Separador-blog

Presentación La Finca La Romana, en República Dominicana, ocupa una superficie de más de 1.100 Has., con 12 Km de costa y entorno fluvial, encontrándose situada en la desembocadura del río Cumayasa, a 90 Km de Santo Domingo y a 14 Km de la urbanización de lujo “La Casa de Campo”.El Grupo  comenzó en el pasado año 2008 este ambicioso proyecto. La Finca La Romana consiste en un exclusivo complejo inmobiliario que, además del área residencial, dispondrá de helipuerto, cuatro campos de golf, puerto deportivo, casa club de golf, polo e hípica, spa, restaurantes y zonas comerciales, equipamiento hotelero, centro de salud y parque empresarial. Con el objetivo de llevar el concepto de calidad a su máxima expresión, con todas las opciones posibles para disfrutar una manera de vivir exclusiva.

El lugar en el que volcaremos todo nuestro saber y experiencia para desarrollar un proyecto único en el mundo.

 

Luis García Cereceda, uno de los promotores inmobiliarios más importantes de España

 

Los colmeneros (descubridores oficiales de los cadáveres de las niñas de Alcácer en La Romana) nunca descubrieron ningún cadáver; «hicieron lo que les pidió un alto mando de la Guardia Civil y siempre pensando que estaban “trabajando” para el Estado»:
Se les lleva a ver el puño de un varón que sobresale de la tierra (del cadáver de Antonio Anglés).Durante las cerca de 4 horas que van desde que bajan los colmeneros a denunciar el
hallazgo, hasta el regreso a la fosa de La Romana, se saca el cadáver de Antonio Anglés de la
fosa y, en su lugar, se colocan los cadáveres de las niñas en la fosa de La Romana.

09 01 93
Se practica una batida para teatralizar la búsqueda de las niñas de Alcácer.
En torno a la segunda semana de enero 1993:
La Guardia Civil resuelve la muerte del confidente Antonio Anglés, localiza su cadáver en las
cercanías de La Romana y el CESID pergeña la neutralización de la crisis.

“Los chantajistas tenían peones muy bien colocados en todos los lugares… …En la mano de[l cadáver de] Míriam había pruebas de otros casos y un mensaje… …Los cuerpos de las niñas aparecen desnudos en sacos abiertos…Los cadáveres los visten con sus ropas (enviadas con anterioridad a otro lugar) quienes posteriormente las entierran en el paraje de La Romana.”

13 09 13 En audio: Personal del CNI filtra que en el descubrimiento oficial/levantamiento cadáveres de las niñas de Alcácer, en La Romana el 27 Enero 1993, estaba presente de paisano Emilio Jambrina, de aquellas teniente coronel Jefe de Operaciones del CESID.

Gloria Martínez Ruiz,Vinculación con integrantes del caso Alcasser, Alcácer?juzguen ustedes.

Anuncios

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s