Reportaje de Zandvoort – Karl Zéro


Dibujo

DIFUNDAN ESTE VÍDEO

El caso Zandvoort es uno de los peliagudos que han ocurrido en Europa y justamente cayo en mitad del proceso Dutroux lo que causo una conmoción en los estamentos políticos de Europa…

Un recordatorio de que merece hacerse de vez en cuando, sobre todo para los que aún ignoran la existencia del reportaje emitido en la televisión y que pone de manifiesto la existencia de redes de pedofilia protegidas.

 

Los hechos de Karl Zero, el archivo. documental completo. Una red de pedofilia encubierto a partir de un CD ROM 8000 fotos, “Archivo Zandvoort”. Publicado el miércoles, 26 de mayo de 2010. En esa ocasión, la Asociación 13ème RUE apoya la inocencia en peligro, que lucha contra la delincuencia pedo y ayudar a las víctimas.

(Sobre todo al final de la película !!!) que es una “información privilegiada” en el servicio de manipulación de los medios.

El Mundo – Jueves, 24 de septiembre de 1998

MADRID.- Documentos TV ofrece hoy un estremecedor reportaje donde se informa de las actividades criminales de un grupo de pedófilos británicos que captaban niños para introducirlos en una red de prostitución y pornografía infantil.
Niño, sexo y dinero narra cómo una banda secuestraba, violaba, torturaba y asesinaba a niños (algunos de tan sólo ocho años de edad) para grabar en vídeo estos actos y vender las cintas a sus clientes, una red de pedófilos homosexuales británicos residentes en Amsterdam.
En el programa se muestran testimonios de varias personas que han denunciado, entre otras, las actividades de Warwick Spinks, un ciudadano británico que captaba niños en determinadas zonas de Inglaterra para introducirlos en una red de pedofilia. Uno de los denunciantes es Kenny, que cuando tenía 17 años cayó bajo la protección de Spinks. Cuando Kenny le debía varios cientos de libras, Spinks lo violó y quiso cobrar su deuda obligándolo a buscar niños para introducirlos en una red de prostitución infantil.
http://www.elmundo.es/1998/09/24/television/24N0108.htm

 

“Detectives británicos están intentando cerrar un sitio web que muestra fotografías de un hombre comiéndose a un bebé desmembrado… el sitio web, con base en California… ha sido relacionado con abuso ritual de niños… Un segundo sitio web que muestra escenas similares de abusos sádicos y de rituales ha sido exitosamente cerrado.”

 

Ralph Underwager, testigo ‘experto’ de la defensa en juicios por casos de abusos de niños y ex-miembro vocal de la Fundación del Síndrome de la Falsa Memoria, en una entrevista en Paidika (una publicación en pro de la pedofilia), llevada acabo en junio de 1991.
Para la inmensa mayoría de norteamericanos, el nombre Marc Dutroux no quiere decir mucho. Deje caer el nombre en Bélgica y es probable que usted saque algunas reacciones muy viscerales. Dutroux – declarado culpable junto con su esposa en 1989 por violación y abuso violento de cinco jóvenes muchachas, la más joven sólo tenía once años – están ahora acusados de ser sujetos claves en una red internacional de prostitución y pornografía infantil que practican incluido el secuestro, violación, tortura sádica y asesinato.
Dutroux fue sentenciado en 1989 a trece años de cárcel por sus crímenes, pero fue liberado después de cumplir sólo tres años. Esto sucedió a pesar que, como el gobernador de la prisión, Yvan Stuaert, diría después ante una comisión parlamentaria: “Un informe médico lo describió como un psicópata perverso, una mezcla explosiva. Él era un peligro evidente para la sociedad.” El hombre que dictó la liberación de Dutroux a la sociedad, Ministro de Justicia Melchior Wathelet, fue premiado con una prestigiosa destinación para servir como juez en la Corte europea de Justicia en La Haya.
Poco después de la liberación de Dutroux, niñas jóvenes comenzaron a desaparecer en la vecindad de algunas de sus casas. Aunque técnicamente desempleado y recibiendo ayuda social del estado, él poseía no obstante, por lo menos seis casas y vivía en forma fastuosa. Su ingreso bastante lucrativo parece haber sido derivado del comercio en esclavitud sexual infantil, prostitución infantil y pornografía infantil. Muchas de sus casas estaban sin moradores, aunque por lo menos algunas de ellas fueron de hecho usadas como centros de tortura y encarcelamiento dónde se mantenía a las niñas secuestradas encerradas en calabozos subterráneos. Algunas de las casas de Dutroux fueron usadas de esta forma durante varios años después de su temprana libertad, con un cúmulo creciente de evidencia que indicaba ese hecho para la policía. No obstante la información, las autoridades no actuaron o actuaron de formas que implicaban total incompetencia (según la mayoría de los informes de prensa), o en complicidad policial en el operativo (según cualquier tipo de lógica).
Los funcionarios oficiales parecen haber ignorado rutinariamente todos los avisos que después se demostraron ser verídicos, incluso un informe de la propia madre de Dutroux diciendo que su hijo mantenía muchachas prisioneras en una de sus casas. Además, factores claves fueron ocultados por los investigadores que trabajaban en las desapariciones y líneas de comunicación que inexplicablemente se habían roto, impidiendo así, inexcusablemente la investigación . La Policía investigó una de las casas de Dutroux en no menos de tres ocasiones separadas en el curso de la investigación. En por lo menos dos de esas ocasiones, dos de las niñas desaparecidas se encontraban en horribles condiciones, encarceladas en un calabozo construido por encargo en el sótano. No obstante, según The Guardian, las búsquedas policíacas fueron sin resultados – aun cuando los funcionarios de investigaciones informaron que escucharon voces de niños “en una ocasión”.
No fue sino hasta el 13 de agosto de 1996, cuatro años después que comenzaron las desapariciones, que las autoridades arrestaron a Dutroux, junto con su esposa (profesora de educación básica), un huésped, un policía y a un hombre que The Guardian describió como “un socio con conexiones políticas” – en otra parte identificado como Jean-Michel Nihoul, hombre de negocios de Bruselas y dueño de una sala de fiestas. Uno de aquellos apresados – Michel Lelievre, descrito en un reportaje de la BBC de mayo del 2002 como “un drogadicto y el ladrón menor” – según informes recibidos, les dijo a sus interrogadores que por lo menos algunas de las niñas raptadas por la red fueron “secuestradas a pedido, para alguien más”. Este fue justamente una de las muchas declaraciones de los sospechosos y testigos que serían más tarde desechadas por los oficiales belgas.
Dos días después de los arrestos, la policía registró nuevamente la casa de Dutroux y descubrió el centro de mazmorra/tortura a prueba de sonidos. Tal como informó la CNN tres años antes “la policía ignoró los avisos entregados por un informante que dijo que Dutroux estaba construyendo sótanos secretos para mantener a las muchachas antes de venderlas en el extranjero”. Además, en 1995, el mismo informante le había dicho a la policía que Dutroux le había ofrecido a un tercer hombre no identificado “el equivalente a 3,000 a 5,000 dólares por secuestrar niñas”. Increíblemente, fue informado después por The Guardian que policía realmente tenía en su posesión un vídeo de la construcción del calabozo: “La policía belga pudo haber salvado las vidas de dos niñas [quiénes fueron] según se afirma, asesinadas por el pedófilo Marc Dutroux, si ellos hubieran mirado un video requisado de su casa que le mostraba construyendo su celdas ocultas. La cinta fue requisada en una de las primeras búsquedas.
Al momento de la búsqueda final, se encontraron dos muchachas de catorce años de edad, encarceladas en el calabozo, encadenadas y muriendo de inanición. Ellas describieron a la policía cómo habían sido usadas como prostitutas infantil y en la producción de videos pornográficos infantiles. Más de 300 videos de ese tipo fueron tomados en custodia por la policía.
El 17 de agosto de 1996, la historia se puso más sucia al excavar la policía los cuerpos de dos niñas de ocho años en otra de las casas de Dutroux. Se conocería más tarde que las niña habían sido mantenidas encerradas en uno de los calabozos de Dutroux durante nueve meses después de sus raptos, durante ese tiempo ellas fueron repetidamente torturadas y asaltadas sexualmente – todo eso fue capturado en videos. Luego las niñas fueron dejadas allí, para que murieran de hambre lentamente. Junto a sus asesinados cuerpos se encontraba también el cuerpo de Bernard Weinstein, un ex-cómplice de Dutroux que había ocupado una de las casas durante varios años. Weinstein había sido enterrado vivo.
Unas pocas semanas más tarde se encontraron dos niñas más enterradas bajo el hormigón de otra de las propiedades de Dutroux. A esas alturas, diez personas conectadas al caso se encontraban, según los informes recibidos, bajo custodia. Tal como aumentaba el número de cuerpos, el ultraje de los belgas creció. Ellos exigieron saber el porqué este hombre, apodado ‘la Bestia belga’, había sido liberado después de haber servido tal una condena absurdamente corta. Y ellos exigieron saber por qué, si las evidencias habían continuado aumentando y las niñas habían continuado desapareciendo, la policía había escogido no hacer nada. ¿Cuántas muchachas, ellos quisieron saber, habían sido asesinadas debido a esta inacción?
Agregando más combustible al fuego, tal como Los Ángeles Times reveló, fueron las denuncias de “una respetadísima activista por los niños, Marie-Francia Botte… [que] el Ministro de Justicia está en una lista políticamente sensible de clientes de vídeos de pedofilia”. El mismo informe decía, “el asunto se ha puesto mucho más nebuloso por el descubrimiento de una motocicleta que según informes recibidos, corresponde con las descripción de aquella usada en 1991 en el asesinato de un prominente hombre de negocios belga y político, André Cools. Michel Bourlet, fiscal jefe acusador en el caso de pedofilia, mientras tanto, ha declarado públicamente que la investigación sólo puede continuarse completamente sin la interferencia política. Varios años atrás, Bourlet fue alejado del altamente sensible caso Cools que permanece sin resolver.”
Un informe en Time Magazine alude a las oscuras relaciones entre las operaciones de Dutroux y figuras del crimen organizado. Marc Verwilghen – el magistrado investigador principal en el caso – declaró el caso más bruscamente: “Para mí, el affaire de Dutroux es un asunto del crimen organizado”. También mencionado en el artículo del Time Magazine fue el uso de secretos “túneles subterráneos”, no diferentes de aquellos descritos por los niños una década antes en la infame Escuela preescolar McMartin.
La atrocidad continuaba creciendo mientras más arrestos se realizaban y las evidencias de la complicidad de personeros de gobierno de alto nivel y de la policía continuó surgiendo. Uno de los cómplices de Dutroux, un hombre de negocios, Jean-Michel Nihoul, confesó el haber organizado una ‘orgía’ en un castillo belga a la que habían asistido funcionarios gubernamentales, un ex Comisionado Europeo y varios funcionarios de la policía. Un senador belga hizo notar, con bastante precisión, que tales fiestas eran parte de un sistema “que opera hasta el día de hoy y es usado para chantajear a las personas ubicadas en altos niveles que toman parte en ellas.”
Según la BBC, Nihoul ha declarado descaradamente: “Yo soy el monstruo de Bélgica.” afirma que el no teme la prosecución del estado, afirmando que él está más allá del alcance de la ley porque él tiene la información que, si la hace pública, “derrumbaría al Gobierno y al estado completo.
En septiembre de 1996, veintitrés sospechosos – por lo menos nueve de ellos fueron oficiales de la policía – fueron detenidos e interrogados sobre su posible complicidad en los crímenes y/o negligencia investigando el caso. Tal como Los Ángeles Times lo hicieron notar en un informe muy breve, de dos frases, los arrestos “eran la última indicación que policía en la sureña ciudad de Charleroi puede haber ayudado a encubrir los supuestos crímenes de Marc Dutroux.” Los arrestos dieron paso al hogar de los oficiales de la policía y en el Cuartel Central de la fuerza de policía de Charleroi y fue basada en la información proporcionada por el inspector policial Georges Zicot que ya había sido imputado como un cómplice. Tres magistrados también habían sido interrogados según informes recibidos por los investigadores policiales.
Sólo días antes de los arrestos, la policía había arrestado también a cinco sospechosos en el asesinato de Cools, incluyendo a un ex ministro regional llamado Alain Van der Biest. Aunque parezca extraño, The News Telegraph informó que: “la Policía que investiga el asesinato de Cools en 1991… han recibido provechosas pistas de algunos de aquellos arrestados en el caso Dutroux”. The Telegraph también hizo notar que Cools “había prometido impactantes revelaciones antes de su muerte.”
El 14 de octubre de 1996 ‘la pajita que rompió la espalda del camello’: Jean-Marc Connerotte que había estado sirviendo como juez investigador en el caso Dutroux fue despedido por la Corte Suprema belga. Connerotte era visto por las personas como una rareza: un funcionario publico/de la ley que realmente parecía estar siguiendo una prosecución, en lugar de un encubrimiento. The News Telegraph lo describió como: “la única figura en la magistratura que disfruta de la confianza de la nación”. Tal como informa el New York Times, Connerotte se transformó en un héroe nacional en agosto después de salvar a dos niñas desde un calabozo secreto que tenía un convicto violador de niños y ordenar la investigación que llevó al descubrimiento de los cuerpos de otras cuatro niñas secuestradas por una red de pornografía infantil”. Él también había arrestado a tres hombres en 1994 como sospechosos en el asesinato de Cools – justo antes que el caso fuera transferido a la jurisdicción de otro magistrado.
Regina:
Víctimizada desde niña por perpetradores de alto nivel quienes ahora declaran que ella está demente. Los detalles del testimonio de Regina son extraordinarios.
En 1996, ella nombró y describió con grandes detalles a un equipo especialmente escogidos de la policía, las personas y lugares involucrados en la red de pedofilia. Jueces de altos nivel, uno de los políticos más poderosos del país – ahora muerto – y un banquero muy influyente estaban incluidos. Uno de los organizadores regulares de estas fiestas, dijo ella, era el hombre que ella conoció como ‘Mich’, Jean Michel Nihoul. Las sesiones no sólo involucraban sexo, ellas incluyeron sadismo, tortura y asesinato; y nuevamente, ella describió con detalles, el lugar, las víctimas y cómo ellos fueron asesinados. También afirmó que el joven Marc Dutroux estaba allí. “En estas fiestas, Nihoul era una suerte del bruto de la fiesta mientras que Dutroux se mantenía más a un costado”VEA EL VIDEO DE LOS ARCHIVOS X BELGAS
http://news.bbc.co.uk/1/hi/programmes/correspondent_europe/1962244.stm
Un informe de la BBC de mayo del 2002 reveló que, después de la remoción de Connerotte, un “equipo especial de la policía entrevistaron a Regina Louf y a otros testigos ‘X’, tal como fueron llamados, para bajarlos. Los testigos “X” fueron víctimas de la red de pedofilia que habían aparecido para contar las vivencias de su victimización.
Una mujer nombrada como Regina Louf fue la primera de once testigos en ser interrogadas por los oficiales de la policía. Louf afirmó que ella había sido victimizada por la red – qué incluía a sus padres y a su abuela – desde que fue niña. Ella describió el funcionamiento en detalles a las autoridades, proporcionándoles así los nombres – nombres que incluían a “jueces de alto nivel”, a uno de los políticos más poderosos del país – ahora muerto – y a un banquero “muy influyente”. Según Louf, el funcionamiento era un gran negocio – el chantaje – había mucho dinero involucrado.” Muchos de sus victimarios, dijo ella, fueron secretamente filmados con el propósito de chantajearlos.
Louf identificó a Michel Nihoul como el organizador regular de ‘las fiestas.’ Estas fiestas, dijo ella, “no sólo involucraban sexo, también incluyeron sadismo, tortura y asesinato.” Ella describió a las víctimas asesinadas con detalles y cómo y donde ellas fueron asesinadas. La BBC informó que cuando policía verificó las declaraciones de Louf, ellos pudieron verificar elementos “importantes de la historia de Regina y encontrar [que] por lo menos un asesinato que ella dice ser testigo corresponde a un “asesinato no resuelto”. No obstante, el mismo informe de la BBC reveló que, “hoy en día en Bélgica, la reputación de Regina Louf está destruida. El Fiscal General de Liege, Anne Thilly, la declaró totalmente loca a pesar de las numerosas declaraciones de los psicólogos independientes que decían lo contrario. De acuerdo con los magistrados ahora en el caso “su testimonio ha sido declarado sin valor” y no será presentado en ningún proceso contra Dutroux o sus socios.
La remoción de Connerotte del caso Dutroux volvió a encender el apagado fuego del ultraje público; tal como lo informó el Times, “Ciento de miles de personas han solicitado a la alta corte mantener al juez.” Agregando aún más combustible al fuego, el fiscal Michel Bourlet declaraba que la evidencia indicaba a una red de pedofilia compuesta de adinerados y poderosos, que había sido protegida durante veinticinco años. Con las familias de las víctimas de Dutroux que está llamando a una huelga general, hombres y mujeres de todo el país salen caminando de sus trabajos en protesta cuando los trabajadores del ferrocarril y los chóferes de los autobuses cesan el transporte público, llevando a algunas ciudades a una virtual paralización. The Telegraph informó que, “en Liege, los bomberos volvieron sus mangueras contra el edificio del Juzgado de la ciudad” para simbolizar la profunda limpieza que se necesitaba.
El 20 de octubre de 1996, 350,000 ciudadanos de la diminuta nación de Bélgica, se volcaron a las calles de Bruselas, todos vestidos de blanco, exigiendo la reforma de tan corrupto sistema que protegería a los abusadores, violadores, verdugos y asesinos de niños. Las repercusiones políticas del caso finalmente provocaron la resignación del Jefe de la policía de Bélgica, del Ministro del Interior y del Ministro de Justicia quién se transformaron en los chivos expiatorios lanzados a las masas ultrajadas para evitar lo que fácilmente podría explotar en una insurrección a toda escala del pueblo, particularmente después que ‘la incompetencia’ de la policía permitió que Dutroux “escapara” y permaneciera durante un breve tiempo en libertad en abril de 1998.
Hubo llamados del pueblo para echar abajo a la totalidad de la coalición gobernante. Meses después, un estudio de opinión del diario Le Soir de Bruselas encontró que solo uno de cada cinco belgas, tenía confianza en el gobierno federal y en el sistema de justicia criminal de la nación. Tal como Los Ángeles Times informaron en enero de 1998, “la convicción permanece obtinadamente extendida que los miembros del tejido superior – ministros de gobierno, la Iglesia católica romana, la corte del Rey Albert II – pertenecían a redes de sexo infantil o las protegían.”
Un desmentido formal del Rey Albert II será impreso en cada libro
FLASHBACK: El rey belga gana refutación de pedófilo. El editor francés de un libro acerca de la Pedofilia en Bélgica ha sido obligado a insertar un desmentido formal del Rey belga, Alberto II, de algunas de las afirmaciones que contiene. El Rey Albert y el Gobierno belga fueron a la Corte en París porque ellos dijeron que el libro, ‘El Dossier de Pedofilia’, contenía una serie de libelos infundados. El libro, escrito por dos periodistas franceses, es un relato sensacionalista del caso Marc Dutroux, el supuesto criminal sexual y asesino cuyo descubrimiento causó un tremendo trauma hace cinco años en Bélgica y en el stablishment político del país. Aparte de las imputaciones generales de encubrimiento gubernamental, los autores conectan el nombre del Rey Albert personalmente con el escándalo, diciendo que como Príncipe heredero asistió a fiestas en que pedófilos estaban presentes.
http://news.bbc.co.uk/1/hi/world/europe/1609411.stm
La prolongada desconfianza de las personas no fue aliviada por el hecho que una encuesta parlamentaria identificó, en abril de 1997, a treinta funcionarios que habían, -como el Times diplomáticamente lo puso, “fallado en descubrir las fechorías de Dutroux”. Casi un año después, ninguno de ellos había sufrido aún alguna repercusión. Adicionalmente, por lo menos 10 niños desaparecidos, que se sospecha cayeron presa de las operaciones de Dutroux, jamás han sido encontrados.
Justo unos meses antes que la comisión parlamentaria emitiera su informe en el caso Dutroux, visto por muchos como un encubrimiento desvergonzado, The Telegraph informó, “sombríos rumores… han estado circulando que por lo menos una segunda aterradora red de pedofilia puede haber estado operando en paralelo a aquella que se dice involucra a Dutroux”. Los cuerpos de siete niños han sido ocultados por la red que se piensa, podría estar relacionada a Dutroux a través de Michel Nihoul. Dos meses después de esto, un hombre llamado Patrick Derochette fue arrestado junto a tres miembros de su familia como resultado del descubrimiento del cuerpo de una niña de 9 años. Los rumores comenzaron a circular rápidamente vinculando el crimen también a Dutroux. Tal como Dutroux, Derochette había sido declarado culpable previamente en múltiples casos de violaciones de niños. Él fue enviado a una institución psiquiátrica de la cual él fue liberado después de tan solo seis semanas. Las autoridades negaron rápidamente que hubiera alguna conexión entre los casos. Sin embargo, en enero de 1998, The Telegraph informó, “nuevas evidencias de un abogado involucrado en las investigaciones rompe las anteriores afirmaciones de la policía que no existía ninguna relación entre los casos involucrando a los supuestos asesinos de niños, Marc Dutroux y Patrick Derochette”. Una vez más, se decía que la conexión era a través de Nihoul.
En abril de 1999, The Guardián salió con este informe: “el altamente respetado presidente de un comité parlamentario en el caso [Dutroux] afirma que los resultados de su comisión fueron amordazados por líderes políticos y judiciales para prevenir los emergentes detalles de complicidad en los crímenes… el Sr. Verwilghen que altas figuras políticas y legales se negaron a cooperar con la encuesta. Él dice que a magistrados y policías se les dijo que se negaran a contestar ciertas preguntas, en lo describe como ‘una operación característica de sofocación’ “.
A partir de mayo del 2002, casi seis años después que Dutroux fue apresado, su juicio aún no ha comenzado. Los padres de las víctimas continúan acusando ruidosamente de un encubrimiento y el Telegraph informaba sobre eso: “Se ha sabido recientemente que las pruebas científicas en más de 6,000 pelos encontrados [en los calabozos subterráneos] comenzaron sólo este año”. Esas pruebas, por supuesto, podrían revelar cuántas víctimas pasaron por la cámara de horrores de Dutroux. Quizás más pretenciosamente, ellas también pudieron, tal como un informe de la BBC News en enero del 2002 dijo, “podría establecer si las niñas tuvieron otros visitantes”.
Anne Thilly, la antes mencionada Fiscal General de Liege que rechazó como “enferma mental” a una importante testigo de la prosecución, se ha citado como diciendo ” no hubo ninguna necesidad de realizar pruebas en pelos ya que nadie entró en las jaulas. No existía una red por lo tanto no existía ninguna necesidad de buscar evidencia de una. En todo caso, todos los vellos ahora se han analizado”. Thilly no dio ninguna indicación de cómo ella supo que no había nada que encontrar incluso antes de molestarse en buscar. Y contrariamente a sus afirmaciones, la BBC informó en mayo del 2002 que los vellos “todavía no habían sido analizados”, según “fuentes en el centro de la investigación.” Thilly también ha declarado que “los cuerpos [recuperados desde las propiedades de Dutroux] estaban demasiado descompuestos para hacer pruebas de ADN”. La BBC sin embargo hizo notar que “la autopsia dejó claramente estatuido que los cuerpos no están descompuestos. Se tomaron muestras”.
Simplemente nadie parece saber lo que ha pasado con los resultados. Pareciera como si, ¡Eja! Anne Thilly es mas bien una cínica mentirosa.
El informe de la BBC de enero vino justo detrás de una entrevista que el encarcelado Dutroux concedió a un periodista flamenco y a un senador belga. Allí, Dutroux fue citado admitiendo, “una red con todos los tipos de actividades criminales que realmente existen. Pero las autoridades no quieren buscar allí”. Él también reconoció la existencia de “una red [de pedofilia] bien conectada. Yo mantuve contacto regular con personas en esta red. Sin embargo, la ley no quiere investigar esta hebra.”
Si el caso de Marc Dutroux es algún tipo de aberración, sería una historia aún más perturbadora por el nivel de la indecible corrupción y depravación del stablishment político y policial de Bélgica. Mucho más perturbador es el hecho que no parece ser en absoluto un caso aislado.
A finales de 1999, la nación de Letonia se estremeció por un escándalo de prostitución y pornografía infantil que alcanzó a la misma cima de la estructura de poder política. El caso explotó en agosto, cuando la policía destapó un masiva operación que involucraba a más de 2,000 niños severamente abusados. Cuando los informes de los medios de comunicación comenzaron a relacionar altos funcionarios oficiales de Letonia al caso, una comisión parlamentaria especial fue congregada para investigar las denuncias que surgían. En febrero del 2000, el presidente de la comisión entregó un informe al Parlamento ligando al Primer Ministro y al Ministro de Justicia del país, al director del Servicio de Impuestos Internos estatal y varios oficiales del ejército y de la policía con el caso. Comenzó de inmediato una campaña para desacreditar al presidente del comité, incluso denuncias que tenía contactos con la ex KGB – un caso clásico de señuelos de las redes que permiten desechar las denuncias como ‘Propaganda Comunista’.
El 27 de noviembre de 2002, The Guardián informó de muchas personas entre la elite de Portugal estaban ligadas a una red de pedofilia: “Un escándalo sobre una red de pedofilia que funcionaba desde un orfanato estatal estremeció a Portugal ayer y amenazó envolver a diplomáticos, personalidades de los medios de comunicación y políticos de alto nivel. Las fotografías de altos funcionarios gubernamentales anónimos con muchachos jóvenes de la Casa de Huérfanos Pia de Lisboa fueron encontradas entre las evidencia disponibles de la policía después que ellos arrestaron a un ex-empleado de Orfanato llamado Carlos Silvino”. Una revelación en el caso fue que “el abuso sexual sistemático de niños en la casa de huérfanos había ocurrido según se alega, por más de 20 años y había sido conocido por la policía y otras autoridades por la mayor parte de ese tiempo”. Teresa Costa Macedo, ex Ministra de Estado para la Familia, ha dicho que ella envió a un expediente a la policía hace 20 años atrás conteniendo “pruebas condenatorias” del abuso, incluyendo fotografías y declaraciones de testigos oculares. La información no dio paso a la actuación y, para su disgusto, Macedo se transformó en víctima de una campaña de amenazas e intimidaciones.
En junio del 2003, The Independent informó que la policía “al principio negaba que ese informe existiese”, pero entonces después los produjo. Macedo ha testificado ante el parlamento que el ex presidente, Antonio Ramalho Eanes, el ex Ministro del Exterior, Jaime García y elementos dentro de la policía todos ellos conocieron el continuado abuso. Un informe oficial declara que,”entre los niños que todavía viven en Casa Pia, por lo menos 128 han sido sujetos de abuso sexual. Muchos de ellos son sordos y mudos”. Otras innumerables víctimas han pasado por el complejo durante los últimos treinta años. Entre aquellos detenidos o interrogados en el caso estaba Carlos Cruz, conocido en Portugal como “Mister Televisión”; Manuel Abrantes, un ex director de Casa Pia; Joao Ferreira Diniz, doctor de Casa Pia; Jorge Ritto, ex embajador en la UNESCO; Hugo Marcal, ex abogado de Carlos Silvino; Eduardo Ferro Rodrigues, líder del Partido Socialista de Portugal; la figura de programas de televisión, Herman José y Paulo Pedroso, un ex Ministro del Trabajo.
La continuación del informe en The Independent decía que Casa Pia, fundada por un superintendente de la Policía, “estaba en observación hace 20 años cuando un joven residente murió… los oficiales de la policía encontraron las puertas de la casa abiertas toda la noche y en una área cercana jovenzuelos trabajaban como prostitutas varones. Cuatro niños de entre ocho y doce años que desaparecieron durante dos semanas fueron encontrados en un departamento de lujo en el cercano Cascais cuyo dueño era un diplomático”. Ese diplomático era Jorge Ritto. Ahora se afirma que Silvino, un ex empleado y residente de Casa Pia, actuó durante años procurando muchachos jóvenes para ricos y poderosos pedófilos, incluyendo a Ritto. Testigos adolescentes han declarado en la televisión portuguesa que ellos fueron tentados y “luego violados… y reclutados para fiestas sexuales con poderosos ‘amigos.’ Otros, ahora adultos, han contado escalofriantes experiencias por largo tiempo suprimidas.” Una organización portuguesa que se llama exactamente “Inocencia en Peligro” ha estado trabajando durante años para publicar el problema del abuso infantil y los raptos de niños en el país, pero ha sido incapaz de penetrar lo que ellos describen como una “oscuridad total de los medios de comunicación.”
A partir de febrero del 2003, una campaña llevada a cabo en Escocia para abrir archivos sellados durante 100 años bajo una orden especial. Los archivos involucran las actividades de Thomas Hamilton, un notorio abusador/asesino de niños que fue responsable de la muerte de dieciséis escolares y un maestro, y luego de su misma muerte en 1996. Un informe policial sellado bajo la orden “Con respecto a las actividades de Thomas Hamilton en un campamento de verano en el Lago Lomond en 1991, cinco años antes de los tiroteos”, y según se alega liga a Hamilton a “figuras en el stablishment escocés, incluyendo a dos altos políticos y a un abogado”, según dice The Guardián.
Un informe en el Sunday Herald de Escocia, de marzo del 2003, reveló que se habían sellado 106 documentos. Éstos incluyeron “una carta conectada a Hamilton que fue enviada por George Robertson, actualmente el jefe máximo de la OTAN, a Michael Forsyth que era entonces Ministro de Relaciones Exteriores de Escocia” así como “correspondencia que relaciona el supuesto involucramiento de Thomas Hamilton en la Francmasonería.” Un diputado del Ministerio de Justicia, Michael Matheson, fue citado en el artículo cuestionando la justificación oficial para sellar los documentos: “La explicación para fechar la regla de 100 años era para proteger los intereses de niños nombrados en el Informe Central de la Policía. ¿Cómo puede esa explicación resistir cuándo allí no se nombran a los niños? ”
El 29 de septiembre del 2000, The Irish Times informó que había aparecido otra red de pedofilia: “Se arrestaron ocho personas en Italia y tres en Rusia y la policía dijo que se estaba investigando a 1,700 personas en Italia.” Las imágenes comercializadas por esta red estaban “divididas en varias categorías… Las más repugnantes, dijo la policía, eran codificadas como ‘Necros Pedo’ en que se violaban a los niños y eran torturados hasta la muerte.”
Y así es como confrontamos por primera vez el más perturbador de los temas – los snuff film que la mayoría de las gente asume que no existen realmente. Tan recientemente como en febrero de 1999, el New York Post aseguró a los lectores que: Los snuff film es material de leyenda urbana… ¿Cómo comenzó esta leyenda? Nadie lo sabe”. La desafortunada verdad sin embargo es que los snuff film existen realmente y ellos probablemente han existido por largo tiempo como han existido las películas, aun cuando no siempre fueron conocidas por ese nombre. Según el Post: “El término ‘snuff’ fue acuñado durante el caso de Charles Manson, cuando los informes de la prensa repitieron el rumor que la ‘familia’ de Manson había filmado películas aficionadas de las brutales matanzas”. Otro informes sostienen que el término fue acuñado en 1976 por un escritor del New York Times que necesitaba una frase para describir informes de asesinatos posteriores a actividad sexual que se capturan en películas.
A finales de años 70, cuando Carl Raschke escribió en ‘Painted Black’, “Texas House Select Committee on Child Pornography reveló… que investigadores que pesquisaban pistas al crimen organizado en Houston, Dallas y en otras grandes ciudades encontraron que subastas de ‘esclavo’ de niños de dieciséis y -diecisiete años – rutinariamente se llevaban a cabo en México. Algunos de los muchachos eran exhibidos en brutales snuff film o en ‘slacher movies’ (cortar con navajas).” Raschke también cita un estudio realizado por profesionales de salud mental norteamericanos que denuncian que un niño de México “puede ser empaquetado, enviado y vendido profundamente dentro de [los Estados Unidos] en un tiempo corto” y que muchos son comprados solamente “con el propósito de asesinarlos”.
En ‘Slaved’, Gordon Thomas informó que: “A comienzos de año [1991] el Scotland Yard Británico continuaba investigando informes que decían que por lo menos veinte niños en Londres, habían sido asesinados el año pasado en [snuff film] y en cintas de videos vendidos en el Continente”. El periodista Nick Davies, escribiendo para The Guardián en noviembre del 2000, volvió a revisar esa investigación que se centró en un grupo de pedófilos británicos que viven en Amsterdam. La investigación reveló que los hombres regentaban burdeles gay que eran esencialmente ‘frentes’ para traficar niños menores de edad, muchos comprados en las económicamente asoladas calles de Europa Oriental y otros recolectados de las calles de Londres. Prominente entre el grupo de pedófilos era un hombre llamado Alan Williams, conocido como la “Bruja galesa” y otro llamado Warwick Spinks que según Davies, “fue pionero traficando menores de tan solo 10 años”.
Los hombres usaron a los menores en la producción de pornografía infantil y, según varios testigos, en la producción de snuff film. Davies escribió: “no sólo una vez pero repetidamente, las evidencias había llamado la atención de la policía en Inglaterra y en Holanda que, por placer y para profitar, algunos de los exiliados pedófilos en Amsterdam habían asesinado a los niños en frente de las cámaras.” De hecho, testigos habían dado independientemente, descripciones de snuff film que eran notablemente consistentes en detalles con los tipos de tortura usadas y la forma de muerte, aunque las descripciones de las víctimas y el lugar de la filmación eran diferentes todo indicaba que varias de tales películas habían sido filmadas. Un testigo afirmó haber visto cinco de tales películas.
En el otoño de 1998, los detectives británicos volaron a Amsterdam para investigar una cuenta particularmente detallada proporcionada por un testigo. Los investigadores tenían en su posesión: una descripción detallada del departamento dónde el testigo había visto la cinta; el nombre del dueño del departamento y del vídeo; el nombre del hombre que cometió el asesinato; una descripción detallada de los eventos en la cinta; y el primer nombre y la edad aproximada de la víctima. Con todo eso en la mano, dice Davies, los detectives “le pegaron a una pared”. La policía holandesa dijo que “no era suficiente” para autorizar alguna clase de investigación. Por ese tiempo, los investigadores habían estado escuchando relatos sobre snuff film durante casi ocho años. En un momento dado, ellos habían reclutado a un funcionario secreto “para que fingiera ser un abusador de niños y se hiciera amigo de Warwick Spinks” que le reconoció al funcionario que él estaba activamente envuelto traficando a los menores. Él también reveló que conocía “algunas personas que estaban involucradas haciendo snuff film y cómo los hacían, ellos sólo los vendían en ediciones limitadas, 10 copias o algo así, 10 clientes muy ricos en EEUU que pagaban cada uno unos 5,000 dólares o algo así”. No existe ninguna indicación que se haya realizado alguna investigación completa alguna vez, o que se haya realizado algún arresto.
En septiembre del 2002, Chicago Sun Times publicaba un breve informe de dos hermanos que fueron arrestados y acusados de estar en posesión de una enorme colección de pornografía infantil. A los hermanos se les requisaron 5,000 imágenes fotográficas, junto con aproximadamente 100 vídeos y películas de 8mm. Entre toda esta evidencia se encontraban las imágenes de “jóvenes niñas aparentemente torturadas, violadas y luego asesinadas.” Los medios de comunicación norteamericanos no han mostrado interés en entregar alguna luz adicional en el caso.
Un recuento del reciente caso italiano publicado en The Guardián reafirmó la existencia de snuff film: “la Policía ha descubierto una enorme red internacional de pedofilia vendiendo videos violentos de pornografía infantil a clientes en Italia, EE.UU. y Alemania… (las autoridades están) intentando identificar a 5,000 personas que son sospechosas de intentar comprar los videos algunos de los cuales parecen contener imágenes de niños que son torturados y asesinados.” The Independent del Reino Unido, en un publicación posterior en noviembre del 2000, también confirmó que los materiales requisados incluían snuff film de niños: “Los horrorizados investigadores recogieron las imágenes de más de 2,000 niños que fueron filmados mientras eran abusados , violados, y… asesinados.” Hasta ese momento, cerca de 1,500 personas han sido imputadas en el caso, pero no – como el hizo notar The Guardián – “aquellos en lugares altos que se cree forman un “lobby de pedófilos”.
Tal como en los casos de Bélgica, Letonia y Portugal, hubo indicaciones en el caso italiano de complicidad de alto nivel y una firme creencia entre las personas que los hechos del caso, estaba siendo encubiertos. Y tal como en los otros casos The Independent informó que el magistrado que encabeza la investigación “provocó furor denunciando un ‘lobby pedófilo’ apoyado por políticos que él dijo abiertamente obstruyeron a los investigadores y trabajaron para prevenir sanciones más duras para los consumidores de “pornografía infantil. El New York Times informó en marzo de 1997 que “está creciendo la indignación pública en Francia y en otras partes por los informes recurrentes de secuestros, violaciones o incesto que involucran a menores.” El mismo informe de Times reveló que la policía francesa había “detenido más de 250 personas y había confiscado unos 5,000 video-cassettes” en conjunto con una investigación en una enorme red de pornografía infantil. Aquellos detenidos por la policía fueron descritos como “profesionales en su mayoría casados”. Una docena de ellos pronto encontraron la muerte, según se alega por su propia mano.
El BBC publicó un breve informe de un caso en 1996 que fue, por otra parte casi totalmente ignorada por la prensa en idioma ingles: “La policía mexicana desbarató una red internacional de pornografía infantil con base en resort de Acapulco que, según ellos dijeron, tenía por lo menos, cuatro mil clientes en los Estados Unidos”, (énfasis agregado). Un enviado de la ONU que investiga el caso dijo que “la pornografía infantil” a veces involucra a bebés de menos de un mes de edad”.
En junio de 1997, The News Telegraph escribió que mas de 800 hogares franceses han sido allanados y 204 sospechosos han sido detenidos. Entre aquellos detenidos habían “más de 30 maestros… y varios sacerdotes”, así como vice-alcalde del pueblo de San Mihiel. En el fin de semana , cuatro habían cometido suicidio, incluyendo un director de un colegio. Tres años después, la BBC publicó un informe muy breve en que dice que un veredicto fue alcanzado “en el proceso de más de sesenta personas acusadas de poseer pornografía infantil. Uno del jueces que presidía el caso dijo a examinar los videos de evidencia que estos le hicieron sentirse enfermo físicamente”.
En un refrán familiar, se informó que : “las Cortes francesas han sido acusadas de atacar los blancos fáciles — los consumidores de pornografía — en lugar de los productores y distribuidores. Y un grupo de derechos de niños ha alegado que figuras públicas de alto nivel estaban entre aquéllos investigados — pero sus casos se dejaron caer antes de llegar a la Corte.”
En 1998, otro red internacional a gran escala fue descubierta operando desde los Países Bajos (Holanda) y Berlín, Alemania. El New York Times informó que investigadores llamaron al caso “nauseabundo”, en que “las imágenes de abuso de inclusive bebés e infantes eran pregonadas vía Internet y otros medios de comunicación”. La Policía descubrió “voluminosos archivos de lo que parecen ser clientes y proveedores de países que incluyen a Israel, Ucrania, Gran Bretaña, Rusia y los Estados Unidos”. La red fue descubierta por primera vez cuando un miembro importante de esta fue encontrado muerto en Italia. Según The Irish Times, fue asesinado por otro miembro de la red. En su departamento en el pueblo holandés de Zandvoort se encontraron “miles de imágenes digitales guardados en los discos de computadores”, así como “cientos de direcciones de sospechosos de ser proveedores y clientes”, según el New York Times. Las imágenes impactaron inclusive a los fogueados investigadores de crímenes sexuales, uno de los cuales declaró que la evidencia requisada “lo dejó [a él] mudo… pareciera que los perpetradores no están tratando con seres humanos sino con objetos.”
La BBC informó en junio de 1999 que dos hombres alemanes anónimos habían sido “sometidos a proceso, acusados de dirigir una red de pornografía infantil en Alemania, Polonia y la República Checa”. El par, junto a por lo menos once identificados pero no impugnados cómplices “realizaban filmaciones de la banda abusando sexualmente de niños de entre tres y catorce años desde 1993”. Una gran cantidad grande, no especificada, de “videos, fotografías, revistas y CD-ROMs conteniendo pornografía infantil fueron confiscados.” También publicó que existía una posible conexión al caso Dutroux: “Han existido casos de niños eslovacos que fueron llevados a Viena para hacer las películas pornográficas. El pedófilo belga Marc Dutroux… fue un visitante regular a un pueblo eslovaco”.
En septiembre de1998, otra red fue incursionada – una que la BBC describió como “la red del pedofilia más grande y más siniestra llamada Wonderland (País de las Maravillas).” El San José Mercury News informó, “la policía en… 22 estados y 13 países extranjeros operaron allanamientos coordinados… que apuntaba a destruir una red de pornografía infantil… La red involucraba a más de 200 personas alrededor del mundo que intercambiaban a través de Internet imágenes sexualmente explícitas de niños desde un año y medio”. The Independent informó posteriormente que la red “compartía fotos de niños que eran abusados — en algunos casos en vivo, vía transmisiones en internet por cámaras web.” Los allanamientos incluyeron casas en “Australia, Austria, Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Noruega, Portugal y Suecia”, según el New York Times que agregó que: Varias docenas de personas fueron arrestadas”, pero oficiales de la policía dijeron que esperaban imputar a más de 100.” El The Independent informó posteriormente que finalmente se arrestó a 107 sospechosos. The Mercury News dejó entrever que se trataba solo de la punta del iceberg: “La red en la realidad se extiende a 47 países.”
El caso fue descrito por por un oficial británico como “revuelve estómago”. The Times informó, “se cree que los miembros del Club “Wonderland” han usado a sus propios hijos para las fotos….En otros casos… los padres pueden haber recibido dinero para permitir que se use a sus hijos.” The Guardian informó que sobre 1,250 niños eran exhibidos en las fotografías y videos, “muchos de los cuales sufrieron espantosas lesiones y se les vio sollozando inconsolablemente mientras ellos estaban siendo violados sexualmente”. The Independent agregó que los niños victimizados eran “en su mayoría menores de [la edad de] 10 años”. Un informe de la BBC sostuvo que los operativos combinados de la policía resultó en requisar más de “750,000 imágenes digitales de niños”. El Superintendente Detective de la British National Crime Squad llamó estas imágenes que “repugnantes” y agregó que “la conducta que se ha llevado a cabo es absolutamente espantosa”. La BBC también tomó nota del hecho que aun cuando fue ignorada por la prensa norteamericana, “Wonderland se originó en los Estados Unidos.”
Entre el número de hogares norteamericanos que fueron allanados en relación con el caso, uno de ellas rindió una “base de datos de más de 100,000 fotografías sexuales de muchachos y muchachas desnudos”. Lo suficientemente interesante, el Times también publicó que en otro operativo, “en Missouri, se encontró un escondite de armas así como pornografía infantil en un remolque fuertemente fortificado – ilustrando una vez más, tal como lo hizo el caso Dutroux, los estrechos lazos entre la pedofilia organizada y otros ataques terroristas contra la sociedad.
Como con los primeros operativos policiales en Europa, un seguidilla de ‘suicidios vino después de los arrestos de Wonderland. El 24 de octubre de 1998, The Mercury News estaba informando que no menos que cuatro de los treinta y cuatro sospechosos norteamericanos se había suicidado. Éstos incluyeron a un ex piloto de la Fuerza Aérea, un microbiólogo de la Universidad de Connecticut y a un consultor computacional en Colorado. En el Reino Unido, el operativo contra Wonderland – apodada Operación Catedral – resulto en la acusación de ocho sospechosos. Uno de los ocho murió cuatro meses después – otro supuesto suicidio. Los otros siete recibieron ridículas sentencias leves en febrero del 2001 por su complicidad en infligir incalculables abusos en innumerables niños. Las sentencias fueron de 12 a 30 meses de cárcel. Justo una pocas semanas antes que las sentencias fuesen dictadas, The Guardian estaba informando que: “La policía arrestó hoy a 13 pedófilos sospechosos en el más grande de los operativos de la historia del Reino Unido contra la “pornografía infantil”. Una vez más, una enorme cantidad de evidencia espantosa fue requisada, la mayor parte del material mostraba “escenas de niños siendo violados y sexualmente abusados.”
The Independent informó en febrero del 2001: “Detectives que trabajan en el caso [Wonderland] descubrieron que muchos de los pedófilos eran también miembros de otros grupos de pornografía infantil”. Uno de los grupos más estrechamente unido a Wonderland era una red conocida como el Club de la Orquídea que había sido desenmascarada por una investigación en San José de California en 1996. Esa investigación había conducido a la acusación de dieciséis hombres con cargos de conspirar para producir e intercambiar pornografía infantil. Se identificaron miembros del club en por lo menos nueve estados y tres países extranjeros. En el momento de los operativos contra Wonderland, el Mercury News fue capaz de informar que el supuesto jefe de la banda Club de la Orquídea y “otros doce se han declarado culpables o han sido declarados convictos en relación con ese caso”. Sus crímenes incluían el reclutamiento de familiares jóvenes y amigos de sus propios hijos para ser agredidos y fotografiados.”
El club estaba también, tal como Wonderland, involucrado en explotación infantil en “tiempo real” por Internet. Los miembros del club podían enviar una solicitud y tenerlos actuando en vivo en Internet. El club también mantenía ‘encuentros de pedófilos’ en la que los miembros “transaron historias sobre muchachas pre-adolescentes que ellos habían agredido y fotografiado en poses sexualmente explícitas.” La cúspide de Pedófilos se llevó a cabo, fecha bastante apropiada, el 20 de abril – data del nacimiento de Adolfo Hitler y una fecha ocultista importante.
A fines de marzo del 2001, otra red global interconectada fue desbaratada, la red de pedofilia global era expuesta. Ese mes, The Independent informó, “autoridades norteamericanas han anunciado el arresto de cuatro ciudadanos norteamericanos por su involucramiento en una red de pornografía infantil internacional llamada Orquídea” Azul”. Los Ángeles Times agregaron extensos detalles: “Estados Unidos y Rusia han desbaratado una red de pornografía internacional con base en Moscú que usó Internet para vender vídeos de niños comprometidos en actos sexuales”. Se dijo que estas cintas se vendían “entre 200 y 300 dólares”. Tal como un despacho de Associated Press reveló, “la policía requisó unos 600 vídeos, 200 discos videos digitales y muchas cajas de fotografías”. Equipos para la duplicación de video y archivos de compras y ventas también fueron requisados, lo que condujo a “investigaciones criminales en 24 países… Muchas de las cintas fueron compradas por personas en los Estados Unidos; otras fueron a Alemania, Gran Bretaña, Francia, Dinamarca, China, Kuwait, México y un gran número de otros países.”
The Times informaron que se había arrestado a nueve personas y se habían emitido quince ordenes de búsqueda en el caso. Associated Press hizo notar que cuatro de esos arrestos se habían llevado a cabo en Rusia, en dónde dos sospechosos, Huy, había cometido suicidio”. La red también, dijo el Times, ofrecía lo que crípticamente se llamaba “videos hechos a medida” por el precio de 5,000 dólares cada uno. El contenido de estos videos no fue revelado, pero fue revelado que ” el predominio de la pornografía infantil ha aumentado dramáticamente con el crecimiento de Internet. Existen aproximadamente 100,000 sitios web a nivel mundial asociados con pornografía infantil”.
Este punto se reforzó el próximo día cuando la prensa británica informó de operativos policiales en otra red de pedofilia. Un informe en The Guardian sostenía “más de 30 personas, incluyendo un… hombre que trabaja en una organización juvenil nacional, fue arrestado ayer en los operativos al alba en casas de pedófilos sospechosos”. Una vez más se vendían y compraban imágenes “que mostraban a niños siendo abusados.” Un informe sobre el caso en The Independent citó a un portavoz de la ley revelando, “que aquéllos arrestados incluyen a miembros de ‘algunas interesantes profesiones’” aunque la fuente se negó a revelar que tipo de profesiones podrían ser. El oficial dijo que ellos tenían “un escenario perturbador de un o dos jóvenes que han sido tomados de esta forma. Uno de ellos parece ser un muchacho de 13 año de edad”. La policía reconoció que el muchacho arrestado “era también era una potencial víctima y se trataría en ese camino” lo cual parece bastante obvio. No obstante, una continuación de la historia que The Independent publicó en mayo sostenía que el muchacho se había transformado en “una de las personas más jóvenes en ser listadas en el registro de delincuentes sexuales”.
Al mes siguiente The Guardian publicó un informe sobre Eric Franklin Rosser – acusado de pornografía infantil, uno de los 10 criminales más buscados del FBI y ex tecladista de la Banda de John Cougar Mellencamp. Según el informe, “los investigadores creen que el material de Rosser está entre pornografía que hace circular una red de pedofilia británica… más de 1,800 miembros se piensa que pertenecen a un club llamado Teenboys. Su sitio web ofrece a muchachos de alrededor de 12 años de edad… Teenboys es considerada más grande que la notoria Wonderland Club”.
En septiembre del 2001, el Scottish Daily Record informó que una “pareja del Ejército de Salvación” que trabajaba en una base del ejército británico fueron arrestados en un operativo masivo contra la pedofilia”. Del hogar de la pareja se requisaron “unos 400 vídeos… computadoras, discos, fotografías y otro material… se han encontrado imágenes de niños de tan sólo dos años”. El mismo informe afirma “una masiva investigación criminal en pornografía infantil en EE.UU. podría dar a conocer algunos de los nombres más grandes en Hollywood como pedófilos. Una investigación federal, con nombre en código Operación Avalancha, ya ha producido mas de 100 arrestos – y el Departamento norteamericano de Justicia dice habrá centenares más, incluyendo celebridades”. Lori Rabjohns, identificado como portavoz de Departamento de Justicia, fue citado diciendo: “Éstas son personas que parecen miembros honrados de sociedad… estamos hablando de doctores, abogados – y celebridades”.
La investigación ocurrió como resultado de un operativo en Ft. Worth, hogar en Texas de Thomas y Janice Reedy, quién habían estado operando un negocio llamado Landslide Productions, en que ofrecían pornografía infantil para la venta en Internet. El sitio web de los Reedy, según The Independent, funcionó como portal de “más de 5,700 sitios web con nombres tales como Violación de Niños y Cyber Lolita”. Los Reedys habían ganado millones de dólares con su negocio de pornografía infantil, la cual “empleaba a más de un docena de personal incluyendo un representante de servicio al cliente y un recepcionista”. Este imperio financiero se construyó con “dinero obtenido de la tortura, violación y abuso sexual de niños de tan sólo dos años de edad”.
El operativo en la casa de los Reedy, realizado en septiembre de 1999, inesperadamente rindió una base de datos con los nombres y direcciones de 75,000 subscriptores alrededor del mundo. Según un informe emitido en febrero del 2002 por TechTV, “más de 35,000 [de aquellos] subscriptores individuales [estaban ] en los Estados Unidos”. No obstante, sólo 100 arrestos se habían llevado a cabo al momento del informe – un número que ha permanecido inalterado en los meses posteriores a los arrestos iniciales. A principios del 2003, la historia había desaparecido de la vista lo que indicaba que no habría, arrestos masivos, a pesar de la insistencia previa del Inspector Jefe, Keneth Weaver que los arrestos iniciales eran simplemente “la punta del iceberg”.
Más de 7,000 subscriptores al sitio eran ciudadanos británicos. Sus nombres, direcciones e información de sus tarjetas de crédito fueron proporcionadas por el FBI a las autoridades británicas que lanzaron una investigación paralela a la Operación Avalancha que fue llamada Operación Ore. Tal como en EEUU, sólo algunos de los conocidos delincuentes han sido hasta aquí arrestados. Incluidos entre aquéllos interrogados por la policía ha sido la personalidad de la televisión Matthew Kelly y el legendario guitarrista Pete Townshend.
Apresurándose en la defensa de Townshend estaba el columnista de The Nation, Alejandro Cockburn, que antes jugó un papel prominente denunciando los procesos de McMartin. En un artículo en su sitio web, Counterpunch, de febrero del 2003, Cockburn desvirtuó groseramente la naturaleza de los cargos contra Townshend. Él acusó que, según la Corte Suprema, ” ‘pornografía’ incluye [es] incluso imágenes de niños vestidos si ellos se interpretan como incitantes. ‘Niños’ significa cualquier persona menor de 18″ Cockburn denominó el arresto de Townshend “absurdo” y afirmó que si usted “tiene una fotografía de un niño tomando un baño en su unidad de disco duro y el fiscal dice usted estaba mirándola con lujuria en su corazón, [entonces] eso es equivalente a agredir sexualmente a un niño real, en un baño real”.
Cockburn estaba claramente intentando causar la impresión que Townshend y otros son víctimas inocentes de fiscales super-fanáticos. Se recuerda, sin embargo, que las imágenes que el sitio web Landslide estaba ofreciendo a Townshend y a otros subscriptores eran imágenes de “tortura, violación y abuso sexual de niños de tan sólo dos años”. Esas no son del tipo de imágenes que podrían fácilmente confundirse con inocentes fotos de un niño que toma un baño.
También incluidos entre los 7.272 sospechosos en el Reino Unido, según the Observer, estaban “centenares de profesionales del bienestar infantil, incluyendo oficiales de la policía, cuidadores de niños y maestros”, todos los cuales fueron “identificados como ‘de extremo alto riesgo’ de ser pedófilos”. Particularmente bien representados en la lista estaba el personal de justicia: “los Investigadores creen ahora que tantos como 90 policías ha sido identificados hasta ahora, de un rastreo inicial de 200 nombres británicos encontrada en EE.UU. Muchos de los otros sospechosos trabajan en otras profesiones sensibles, a menudo relacionadas con el “Sistema de Justicia del crimen”.
El 4 de noviembre del 2002, the Independent publicó un breve informe que hizo notar que virtualmente todos los sospechosos británicos “aún tenían que ser investigados a pesar que la policía tenía sus detalles durante cuatro meses”. Toda la información sobre los sospechosos fue enviada en julio del 2002 a los cincuenta y un departamentos de la policía a lo largo de Gran Bretaña, pero “a pesar de la detallada inteligencia, casi todos los sospechosos de pedofilia permanecen libres”. Ninguna mención se ha hecho del porque las autoridades norteamericanas se tomaron casi tres años para hacer llegar la información a sus colegas del Reino Unido. En enero del 2003, el Sunday Herald anunció que “investigación policial que planea arrestar a un 7000 hombres a lo largo del Reino Unido… comienza a finalizar en un desastre con muchos sospechosos que caminan libres”. El Inspector Jefe, Bob McLachlan, ex jefe de la unidad de pedofilia del Scotland Yard, le dijo al Sunday Herald, “la falta de urgencia en hacer los arrestos llevará a los sospechosos a que destruyan la evidencia… antes que sean arrestados”. McLachlan también le dijo al Herald que las acusaciones de los jefes de la policía y del gobierno que ellos están priorizando el crimen pedofilia es nada más que “humo y espejos”.
La línea final del artículo del Sunday Herald reveló que, según la policía, existían suficientes “ricos y famosos sospechosos en la Operación Ore [para] llenar las primeras páginas de los periódico durante un año completo”. Según The Register y el Sunday Times (qué según dice obtuvo pero no publicó los 7.272 nombres), la lista de sospechosos incluía a “por lo menos 20 altos ejecutivos,… personal de servicio de por lo menos cinco bases militares, médicos, académicos universitarios y funcionarios civiles”. También en la lista estaba “un redactor de un periódico famoso… junto con un cantante de una banda pop legendaria y un miembro de otra banda pop de culto de los años 80, junto con un miembro de la Iglesia de Inglaterra”.
Es improbable que alguno de estos sospechosos, ni el “alto-perfilado ex ministro del Gabinete Laborista” mencionado por el Sunday Herald, será alguna vez procesado. En agosto del 2003, Scotland on Sunday informó que el brazo escocés de “la masiva investigación Operación Ore en pornografía infantil en Internet ha finalizado… sin que alguien sea acusado de abuso sexual”. Un jefe de la policía escocesa, en forma anónima dijo que ese resultado “no nos preocuparía si pensáramos que todos los hombres que estaban mirando pornografía infantil en su computadora eran simplemente tristes arrastrados que no significaban riesgo para los niños en sus vidas, pero ésa no es la conclusión que se saca de cada allanamiento”. Al contrario, lo qué los investigadores repetidamente encontraron eran evidencias que los sospechosos estaban comprometidos en abuso continuo de niños.
En marzo del 2002, Knight Ridder publicó un informe que declaraba: “Los inspectores postales, el FBI y las autoridades canadienses han desbaratado una red subterránea de adultos que transaban videos pornográficos infantiles – a veces sus propios hijos – donde eran brutalmente golpeados”. En el momento que el informe fue emitido, ya habían sido declarados culpables diez perpetradores y “más arrestos se esperan de la investigación en marcha que las autoridades han descrito… como un caso único”. Según Raymond Smith, jefe de las investigaciones de explotación infantil del Servicio Postal: “Hemos visto antes redes organizadas de golpizas sado-masoquistas de adultos, pero esta es la primera vez que las hemos visto con niños.”
En un claro esfuerzo de bajarle el perfil a la espantosa conducta destapada por la investigación, un inspector postal llamado Michael Galuppo describió la red como “un extraño grupo de personas obsesionadas con zurrar a niños para obtener satisfacción sexual”. “Zurrar”, debe hacerse notar, es una manera bastante extraña para describir lo que de hecho eran brutales palizas sádicas que involucran “látigos, cepillos para el cabello, bastones y remos de madera”. El abuso era tan severo que por lo menos uno de los niños mostrados en el vídeo “sufrió la desfiguración permanente por las palizas que los investigadores dijeron, se producían hace ‘años’ “. Entre aquéllos declarados culpables en el caso “estaba un maestro de enseñanza media … una enfermera y un ex-líder de Boy Scout… [y] un ex-maestro de escuela dominical.
Sólo meses después, en agosto del 2002, the Independent informó que autoridades de EE.UU. había anunciado el descubrimiento de una ‘despreciable’ red de pornografía infantil que que va hasta G. Bretaña y Europa continental de padres que abusaban sexualmente de sus hijos y distribuían las fotografías de ellos en internet… Robert Bonner, Comisionado de Costumbres, dijo que estaba particularmente asustado al ver el grado de colusión de los padres. ‘Si esto no es extraño, que Dios nos ayude… raramente he visto crímenes tan despreciables y repugnantes’”. De los dieciséis sospechosos arrestados en EE.UU, uno “cometió suicidio poco después de ser arrestado”.
Estos casos no eran, por supuesto, de forma alguna “únicos” o “raros”, como ex funcionario de Costumbres y del Servicio Postal, con experiencia investigando casos de explotación infantil, debe saber.
En septiembre del 2003, el International Herald Tribune publicó un reportaje de Berlín acerca de “una investigación policial internacional [que] había destapado una inmensa red de pornografía infantil que involucra a 26,500 sospechosos que intercambiaban las ilegales imágenes en Internet en 166 países”. Más de 500 hogares fueron investigadas en Alemania y cientos de computadores fueron requisados, junto con decenas de miles de CD-ROMs, disquetes y vídeos. Una de las imágenes requisadas “mostraba a un bebé de cuatro meses que era abusado”. Una declaración emitida por el Ministro del Interior y del Ministro de Justicia alemán, advirtieron que muchos de los sospechosos, entre los cuales según informes recibidos hay maestros y oficiales de la policía, “son pedófilos sumamente peligrosos y son de todas las formas de vida”. Aproximadamente 800 de esos sospechosos residen en los Estados Unidos.
Curt Becker, el Ministro de Justicia del estado alemán de Saxony-Anhalt, llamó por leyes más duras para combatir el creciente mercado de la pornografía infantil. Él directamente desafió la noción que la simple posesión de tales imágenes es lejos un delito sin víctimas. “Cada caso de pornografía infantil es un documentado abuso sexual de un niño”, Becker hizo notar, y “cada mirada a esa imagen mata el alma de un niño”.
Un artículo de enero del 2003 del Sunday Herald reveló que investigadores de la policía había descubierto “que las imágenes de Fred West abusando de uno de hijos están entre la pornografía infantil disponibles para ser bajadas de Internet. No es seguro si se trata de Heather, la hija asesinada de West. Fred West fue uno de los más notorios y más prolíficos asesino en serie del Reino Unido. Poco después de haber sido condenado por doce casos de asesinato, murió mientras estaba bajo custodia policial, según se afirma, por su propia mano. Tal como Marc Dutroux, West había construido una cámara de tortura en su sótano dónde sus víctimas fueron filmadas en el acto de ser violadas, torturadas, asesinadas y mutiladas. Se descubrieron los restos de nueve de sus víctimas, menos algunas partes desaparecidas, enterradas bajo su casa y en su patio.
Mientras estamos en el asunto de los asesinos en serie, The Irish Times publicó el siguiente informe en julio de 1998:
La policía sospecha que una serie de asesinatos anti-homosexuales en la región de Sydney podría ser el trabajo de un asesino en serie cuyas víctimas podrían estar relacionadas a través de una notoria red de pedofilia. El último asesinato con mutilación fue el de Alcalde con más tiempo de ejercicio en Australia, Frank Arkell, de 68 años de edad, quién fue apaleado hasta la muerte en su departamento y que había enfrentado 29 cargos abuso sexual infantil previamente. En los últimos meses, dos otros hombres, uno de ellos convicto de ser delincuente sexual infantil, fueron atacados en sus casas en circunstancias similares y también sufrieron horrendas heridas. Arkell, el ex Alcalde de Wollongong, ubicada a 50 millas al sur de Sydney, era un importante testigo en una comisión gubernamental en corrupción policial que destapó una red de pedófilos.
Esos asesinos en serie de seguro son muy convenientes a veces.
“El caso de secuestro y asesinato contra el infame pedófilo de Bélgica, Marc Dutroux, permanece sin resolver. Él no ha sido llevado a libros por estos horribles crímenes. Pareciera haberse trazado una cortina de acero sobre los hechos desde los más altos niveles y nadie está preparado para exponer a aquellos involucrados en este obvio encubrimiento… La respuesta oficial es que una serie de histéricas teorías de conspiración obligó a los investigadores a que buscaran una red de pedófilos, la cual nunca existió. Pero para los observadores de esta debacle dicen que es exactamente lo que no pasó. Lejos de investigarse, las hebras que llevaban a una red parecen haber sido bloqueadas o enterradas”.
Olenka Frenkiel para la BBC, 2 de mayo de 2002
“… varios fiscales, policía y testigos cruciales han cometido suicidio. Importante evidencia también ha desaparecido. Así, quizá Dutroux está siendo protegido desde lo alto. ¿Qué otra explicación puede haber allí para tal deshonrosa cadena de eventos? ”
Andrew Osborn en The Guardian, 25 de enero de 2002
“Bruno Tagliaferro, un comerciante de chatarra de Charleroi que conoció a Dutroux, afirmó saber algo sobre el automóvil en que Julie y Melissa fueron secuestradas. Pero él fue encontrado muerto, al parecer de un ataque cardíaco. Su esposa Fabienne Jaupart, se negó a aceptar el veredicto y trabajó en una orden para que su cuerpo fuese exhumado. Muestras enviadas a EE.UU. para análisis mostraron que él había sido envenenado. Poco después, su hijo adolescente la encontró muerta en casa, en su cama, su colchón calcinado. Públicamente se declaró suicidio o un accidente. Han habido 20 de tales inexplicadas muertes conectadas con Marc Dutroux.”
Olenka Frenkiel para la BBC, 2 de mayo de 2002
REFERENCIAS:
1. Bates, Stephen “Cover-Up Claims Revive Sex Scandal,” Guardian UK, April 21, 1999
2. Bates, Stephen “Police Admit Dutroux Video Bungle,” Guardian UK, June 17, 1999
3. Bailey, Brandon “Net-Porn Ring Traded Stories at ‘Pedo Party’,” San Jose Mercury News, July 18, 1996
4. Bell, Rachael “Marc Dutroux: the Child-Killer Who Slipped Through the System,” The Crime Library, http://www.crimelibrary.com
5. Boggan, Steve and Paul Peachey “As the Net Closed on Wonderland, An Ugly Truth Was Revealed: This is Just the Tip of the Iceberg,” The Independent (UK), February 14, 2001
6. Burke, Jason “Most Wanted Paedophile May Be in UK,” Guardian UK, June 17, 2001
7. Carroll, Rory “Paedophile Scandal Boosts Cover-Up Conspiracy,” Guardian UK, November 1, 2000
8. Cranford, Helen “Police ‘Warned Over Dutroux,’” News Telegraph, December 6, 1996
9. Dahlburg, John-Thor “Grisly Crimes Undermine Belgian Unity,” Los Angeles Times, January 3, 1998
10. Davies, Nick and Jeevan Vasager “Global Porn Ring Broken,” Guardian UK, January 11, 2001
11. Dixon, Robyn “3 Top Latvians Are Named in Investigation of Pedophilia,” Los Angeles Times, February 19, 2000
12. Dolgov, Anna “Russians Want Laws on Child Porn,” Associated Press, March 27, 2001
13. Fritz, Mark and Solomon Moore “Suicides Follow Bust of Net Child-Porn Ring,” San Jose Mercury News, October 24, 1998
14. Graff, Peter “Child Porn Videos Sold From Russia in ‘National Geographic’ Boxes,” The Independent (UK), March 26, 2001
15. Hartley, Emma and Paul Peachey “Outrage Over ‘Lenient’ Jail Terms for Britons in Child Porn Ring,” The Independent (UK), February 14, 2001
16. Helm, Toby “Paedophile Hunt Police Find Human Skull,” News Telegraph, September 4, 1996
17. Helm, Toby “Dutroux Urged to Name His Protectors,” News Telegraph, September 5, 1996
18. Helm, Toby “Belgian King Acts Over Child Sex Scandal,” News Telegraph, September 11, 1996
19. Helm, Toby “Belgium Fights to Shed Its Corruption-Riddled Mafia Image,” News Telegraph, September 14, 1996
20. Helm, Toby and Pamela Readhead “Magistrate to be Taken Off Child Sex Case,” News Telegraph, October 13, 1996
21. Helm, Toby “Belgians Up in Arms Over Sex Case,” News Telegraph, October 16, 1996
22. Helm, Toby “Plea by King as Belgians Protest Over Corruption,” News Telegraph, October 19, 1996
23. Helm, Toby “Belgians Shocked by New Disclosure About Child Sex,” News Telegraph, November 22, 1996
24. Helm, Toby “Fears Grow of New Paedophile Horror,” News Telegraph, January 23, 1997
25. Helm, Toby “Paedophile Arrested After Girl’s Body Found,” News Telegraph, March 7, 1997
26. Helm, Toby “Raped Children ‘Could Have Been Found Alive,’” News Telegraph, April 16, 1997
27. Helm, Toby “Belgian Police Under Attack Over ‘Link’ Between Paedophiles,” News Telegraph, January 28, 1998
28. Helm, Toby “Government Crisis in Belgium Over Dutroux’s Escape,” News Telegraph, April 25, 1998
29. Helm, Toby “Belgium Accused of Cover-Up in Dutroux Inquiry,” News Telegraph, August 17, 2001
30. Herbert, Ian “Boy, 13, Arrested in Crackdown on ‘Net Paedophiles’,” The Independent (UK), March 28, 2001
31. Howe, Kathleen “Russia, U.S. Shut Down Child-Porn Ring on Web,” Los Angeles Times, March 27, 2001
32. Kennedy, Frances “Italian Politicians Obstructing Inquiry Into Child Porn on Net,” The Independent (UK), November 1, 2000
33. Laurance, Jeremy “British Police Discover More Child Abuse Horror on Internet,” The Independent (UK), February 21, 2001
34. Murphy, Dean E. “Kidnap Deaths Plunge Belgium Into Guilt,” Los Angeles Times, September 2, 1996
35. Nundy, Julian “French Hunt 200 More Suspected Paedophiles,” News Telegraph, June 22, 1997
36. Peachey, Paul “Boy of 13 Put on Sex Offenders’ Register for Child Porn,” The Independent (UK), May 15, 2001
37. Pinon, Bertrand “Inspector Questioned in Child Sex Inquiry,” News Telegraph, August 26, 1996
38. Pullella, Philip “Italy Shocked by Child Pornography Scandal,” The Irish Times, September 29, 2000
39. Puzzanghera, Jim “International Child-Porn Ring Uncovered,” San Jose Mercury News, September 3, 1998
40. Raschke, Carl Painted Black, Harper and Row, 1990
41. Simons, Marlise “French Police Arrest 250 Men Linked to Child Pornography Ring,” New York Times, March 14, 1997
42. Simons, Marlise “Dutch Say a Sex Ring Used Infants On Internet,” New York Times, July 19, 1998
43. Steele, John “Hunt for Girls After Bodies Found in Child-Sex Probe,” News Telegraph, August 19, 1996
44. Sterling, Robert “Daddy’s Little Princess,” The Konformist, http://www.konformist.com
45. Stout, David “Internet Child Pornography Operation Is Raided in U.S. and Abroad,” New York Times, September 3, 1998
46. Sverdlick, Alan “The Snuff Movie Myth,” New York Post, February 25, 1999
47. Thomas, Gordon Enslaved, Pharos Books, 1991
48. Ward, David “Police Smash Child Porn Network,” Guardian UK, March 28, 2001
49. Warren, Marcus “Belgians Shocked by Tales of Secret Policemen’s Orgy,” News Telegraph, March 16, 1997
50. Willan, Philip “Paedophile Videos Stun Italians,” Guardian UK, September 29, 2000
51. Wilson, Jamie “Dismay at Paedophile Sentences,” Guardian UK, February 14, 2001
52. “Missing Kids: Belgian Parents Take Action,” CNN.com, August 21, 1996
53. “9 Police Detained in Child-Murder Case,” Los Angeles Times, September 11, 1996
54. “Belgian Hero Dismissed,” New York Times, October 15, 1996
55. “Mexico Under Fire Over Child Abuse,” BBC News, November 14, 1997
56. “Dutch Investigate Child Pornography Ring Claim,” The Irish Times, July 17, 1998
57. “Child Pornographer Found Dead in His Home,” New York Times, September 9, 1998
58. “Child Porn ‘Ringleaders’ Go On Trial,” BBC News, June 23, 1999
59. “Verdicts Due in French Pornography Trial,” BBC News, May 10, 2000
60. “Porn Ring ‘Was Real Child Abuse,’” BBC News, January 10, 2001
61. “13 Arrested in Child Porn Raids,” Guardian UK, January 17, 2001
62. “International Child Porn Ring Smashed,” BBC News, March 26, 2001
63. Encyclopaedia Britannica, http://www.britannica.com
64. Microsoft’s Encarta Encyclopedia
Droit de réponse: postmaster@droitfondamental.eu
Anuncios

Un comentario en “Reportaje de Zandvoort – Karl Zéro

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s