Niño de Etnia Gitana,Ritual Mas d’en Coll, Rossell, Castellón.


 

16 de Jul. de 2015

Captura de pantalla (4539)

Dirección: Mas d’en Coll, 12511 Rossell, Castellón.

Captura de pantalla (4536) Captura de pantalla (4537)

Propiedad de    FARINA:Giuseppe

Captura de pantalla (4538)

Captura de pantalla (4540)

Lo que sigue son declaraciones de los propios menores extraídas de las cartas que ha recibido el “Defensor del Pueblo”: “Hola, soy un menor infractor. Aquí en Los “Rosales” pasamos todos mucha hambre. También sufrimos malos tratos psicológicamente. Aprovechan su autoridad para humillarnos. A muchos inmigrantes (ecuatorianos, colombianos,dominicanos, marroquíes…), a los que somos de color negro como es mi caso y a algunos de mis compañeros nos dicen: “Putos negros váyanse a vuestro puto país que sois cucarachas”, etc.

El informe del Defensor del Pueblo destapó la caja de los truenos en los centros terapéuticos para menores en el 2008 pero también cuecen habas en los de Reforma y en los de Acogida: la asociación SOS Racismo acompañó a una veintena de menores inmigrantes a denunciar a mediados de marzo al Centro de acogida de Deba, en Guipuzcoa por malos tratos. En sus testimonios relatan cómo un educador estampó la cabeza de uno de ellos contra un árbol y que el maltrato y los insultos son habituales. Aseguran que en varias ocasiones la dirección del centro les presionó para que firmaran el alta voluntaria y se fueran a otra Comunidad Autónoma, amenazándoles, si no, con devolverles a Marruecos ya que cerca del 80 por cien de los internos de este centro provienen de ese país.

Otro trabajador que estuvo en el centro del 2006 al 2008 asegura que “ Un día escuchamos a un coordinador hablándoles de las formas para suicidarse”. Habla también de “Estructuras potencialmente peligrosas para la integridad física de menores y trabajadores”. Y si se produce cualquier situación “embarazosa” para el centro, como por ejemplo que los menores se quejen.

gran número a la ARRMI, “son sometidos a fuertes interrogatorios con amenazas de quedarse sin ciertos privilegios y derechos”.
Las declaraciones de algunos ex trabajadores de estas residencias, y las cartas de niños y adolescentes al Defensor del Pueblo hablan de torturas físicas y mentales.
“El Defensor del Pueblo, es…simplemente una figura política”
“Director territorial de Bienestar Social de Castellón paco sanchez”también es nombrado por los “niños”

Captura de pantalla (4541)

Rosales y Puerta Bonita no son los únicos centros con “anomalías”. El informe que presentó en su día Enrique Múgica es demoledor. Así denunciaba, por ejemplo que en Sirio I (Madrid) se determina algo tan crucial para los chicos como el número de visitas. Las llamadas telefónicas y

las cartas son libres, pero en muchos centros (Santa Lucía y Berzosa en Madrid, Nuestra Señora de la Paz en Cuenca y Baix Maestrat en Castellón) no son privadas. En éste último, los chicos deben pagar las llamadas”. También “es habitual” que el menor “tenga que abrir el correo delante del tutor”. Hay centros, como Nuestra Señora de la Paz de “estilo carcelario”. Otros están “descuidados y prácticamente abandonados” (Casa Joven Juan Carlos I en Guadalajara y Chavea en Pontevedra). Otros son “claustrofóbicos”, como el de Tetuán (Madrid). En todos se realizan registros personales y de los dormitorios, incluso con desnudos integrales (Sirio I, Baix Maestrat, L’Omet, en Alicante; Zandueta, en Navarra, y La Quintanilla en Murcia). “La ventilación es muy mala, y la falta de oxígeno e higiene resulta alucinante”, señalaba el informe. Además, muchas habitaciones no se pueden abrir desde dentro y no hay interfonos, por lo que si sucede algo -una chica sufrió un ataque de pánico en Tetuán y se autolesionó-, nadie se entera. En algunos centros (Can Rubió en Barcelona o Picón de Jarama en Madrid) se obliga a los menores a tomar fármacos sedantes en contra de su voluntad.
El Defensor del Pueblo denuncia malos tratos en centros de menores, entre ellos el de Baix Maestrat (Castellón)

Un informe destapa que algunas instituciones maniatan a los internos y les prohíben la salida al patio durante una semana
El origen de la investigación fueron las numerosas quejas de los padres y denuncias de los educadores
Los niños son castigados en salas de reducido tamaño, con paredes recubiertas de goma negra y sin ventanas
El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, destapa en un informe monográfico sobre los centros de protección de menores con trastornos de conducta y en situación de dificultad social -que incluye datos de establecimientos de la Comunitat- que “muchos” de ellos vulneran sus derechos, maniatándoles, prohibiéndoles la asistencia al centro escolar o la salida al patio durante una semana, bajo la denominación de ‘medidas educativas creativas’ o ‘medidas correctoras’.
Inicialmente, la investigación se centró en las comunidades de Madrid, Castilla-La Macha, Aragón y la Comunitat, pero a medida que descubrió “una realidad extremadamente dura, dolorosa y compleja” estimó necesario ampliar el estudio a todas las autonomías de España y visitar un número “significativo y seleccionado” de centros .
El texto, que será remitido a la Comisión Mixta Congreso Senado de relaciones con el Defensor del Pueblo, revela, además, que la gran mayoría de estas instituciones de menores llevan a cabo contenciones físicas y mecánicas y medidas de aislamiento, así como que en el 75 por ciento de las mismas suministra tratamiento farmacológico a los menores en casos de grave alteración.
Uno de los casos al que alude el documento como una muestra de “fuerza innecesaria que puede desembocar en consecuencias lamentables” se produjo en el centro Baix Maestrat (Castellón), donde un joven sufrió, según su testimonio y el de sus compañeros, una fractura en el brazo como consecuencia de la contención que le realizó un vigilante de seguridad.
A pesar de que dichas contenciones deben hacerse, según el Defensor del Pueblo, “de forma limitada”, en muchos centros se realizan varias veces al día y en ocasiones con una agresividad “desproporcionada” que puede producir lesiones físicas. El trabajo también que las ausencias voluntarias de los internados son muy frecuentes, llegándose en muchos casos a cifras muy elevadas de ausencias definitivas.
Asimismo, la Institución alerta de que más de la mitad de los centros utilizan medidas de aislamiento, que si bien deben aplicarse de forma terapéutica, en ocasiones se llevan a cabo como medida sancionadora e intimidatoria.
Esta práctica, según la investigación, se produce en salas de reducido tamaño, bajo el nombre de ‘salas de agitación’ o de ‘reflexión’ con paredes recubiertas de goma negra y que carecen de ventanas, lo que provoca una atmósfera asfixiante y un gran rechazo en los menores.
A pesar de ser escasos los reglamentos de régimen interno, Múgica indica que los centros realizan registros en las habitaciones de los niños, a los que se les exige incluso desnudos integrales sin justificación ni comunicación al juez de primera instancia, al que se le deben trasladar cuantas circunstancias fuesen precisas, en orden de realizar una medida de tal naturaleza, según lo reiterado por el Tribunal Constitucional.Captura de pantalla (4545)Captura de pantalla (4542)

MUCHOS TIENEN QUE PAGAR LAS LLAMADAS A SU FAMILIA
Sobre el régimen de relaciones con la familia, el estudio revela que la frecuencia de las visitas de sus progenitores o demás familiares, así como las salidas del centro, suelen ser motivo de insatisfacción entre los menores, que continuamente demandan un incremento de las mismas.
Así, se desprende que en la mitad de los centros visitados por la Institución se establece un número fijo de llamadas semanales y, en algún caso, éstas deben ser pagadas por el menor y no siempre se respeta su privacidad. Asimismo, pocas instituciones tienen un programa concreto dirigido a la intervención familiar por falta de medios.
PERSONAL DESMOTIVADO y ESTRESADO
Si bien el éxito las intervenciones pedagógicas en los menores tiene que ver con la labor del personal especializado que trabaja en estas instituciones, la investigación revela que en muchos casos el personal se encuentra desmotivado por un trabajo muy estresante, con escaso soporte y formación continua, con horarios variables, una exigencia de disponibilidad total y un salario no especialmente motivador. Esta situación conduce a la mayoría del personal pedir la baja temporal e incluso el cese voluntario.
En cuanto a la vigilancia de estos centros , el Defensor del Pueblo denuncia que muy pocas administraciones competentes hacen un seguimiento frecuente de la situación en que se encuentran. Por este motivo, desde los centros se reclama una mayor proximidad, implicación y especialización de los técnicos de la entidad pública que se ocupan del seguimiento de cada menor. Asimismo, señala que la excesiva burocracia exigida por parte de las administraciones suele tener consecuencias negativas en los menores.
INVESTIGACION DE 27 DE LOS 58 CENTROS DE MENORES
Entre los motivos para la realización de esta investigación, el Defensor del Pueblo señala la entrada de un considerable número de quejas, “cada vez más significativo y creciente”, formuladas por padres alarmados ante las dificultades que para la convivencia suponen los graves problemas de inadaptación familiar y social de sus hijos, así como las referidas a las deficiencias e irregularidades que presuntamente se estaban produciendo en el funcionamiento de algunos centros de acogimiento residencial de menores.
Para realizar una valoración lo más objetiva posible de la situación, la Institución presidida por Enrique Múgica seleccionó 27 centros entre los 58 actualmente existentes en España. Para ello, inspeccionó establecimientos en todas las comunidades autónomas que cuentan con recursos de esta naturaleza, procurando seleccionar los gestionados por diferentes entidades a fin de conocer los distintos tipos de intervención que se están desarrollando con los menores.
De la investigación realizada por el Defensor del Pueblo se deduce que los resultados del sistema de protección que se viene desarrollando no siempre son satisfactorios para los educadores, y en muy pocos casos para los educandos, que manifiestan un elevado índice de insatisfacción, tanto durante su permanencia en estos recursos de acogida, como cuando, al cumplir 18 años, han de abandonar el centro aunque no hayan superado su programa de intervención terapéutica.
NECESIDAD DE REALIZAR INVESTIGACIONES
Entre las 57 recomendaciones del Defensor del Pueblo en el informe destacan la realización de investigaciones que permitan conocer los datos básicos sobre la incidencia de este problema en la sociedad y se preste atención especial al desarrollo de protocolos que delimiten el ámbito de atención a menores con trastornos de conducta, en el marco del Plan Estratégico Nacional de Infancia y Adolescencia 2006-2009.
INSTALACIONES
Asimismo, el Defensor del Pueblo aconseja prestar especial atención al cumplimiento de la normativa referida a la adecuación de las instalaciones, con carácter previo a la aprobación de cualquier proyecto; y establecer un marco jurídico general sobre los menores con trastornos de conducta.
Solicita a las administraciones competentes que intensifiquen las actuaciones dirigidas a establecer dispositivos y recursos intermedios y de rehabilitación de las situaciones de dificultad social desde los ámbitos educativo, sanitario y social que hagan innecesaria la institucionalización de los menores.
Aconseja que se dote a la Fiscalía de los medios para realizar el control periódico del funcionamiento y organización de los centros de protección y de los proyectos educativos que en ellos se aplican y que este organismo judicial extreme la vigilancia en los casos de ingresos de menores en centros específicos para el tratamiento de los trastornos de conducta de forma semestral.

Captura de pantalla (4546)

Extracción de ,análisis forense (extracción de metadatos)En muchos casos los investigadores forenses necesitan procesar imágenes digitales como evidencia. En un análisis forense en el que se manejan muchas imágenes es difícil manejar tanta información al menos que se utilice una herramienta que facilite el trabajo.

– Localización GPS: en los metadatos de cada imagen a veces hay una etiqueta geográfica, información GPS que proporciona la longitud y latitud de donde se tomó la foto. Se lee y la posición se muestra en un mapa.

– Información MIME: El tipo de imagen MIME se detecta para conocer el tipo de imagen que se está tratando, de forma simple (ejemplo: image/jpeg) y extendida

– Motor de firmas: Más de 120 firmas proporcionan evidencia sobre la mayoría de los datos críticos para resaltar los puntos focales y exposiciones comunes.

Resumiendo,buscando evidencias!

[ANÁLISIS FORENSE]
shutterstock_65871328

Captura de pantalla (4543)

Captura de pantalla (4544)

Bar Espàña elaborando el puzzle

Captura de pantalla (4390)

El caso bar España sera investigado y todos los culpables pagaran por lo que les hicieron a aquellos niños.

No querían detalles y pruebas?¿

http://www.ivoox.com/pongamos-luz-ana-maria-caso-audios-mp3_rf_4529323_1.htm

unnamed (2)

Anuncios

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s