Lucía Pérez

 

file_20161013163040.jpg

 

Lucía estaba en el último año de la secundaria y tenía inclinación por el arte. “Podría haber sido veterinaria, le apasionaban los animales”, según su mamá. Hace poco, había ido a Tandil con su papá al recital del Indio Solari.

“El cuerpo habla y ella no consumía drogas, sin embargo le dejaron la nariz bordó de toda la cocaína que le metieron. No fue una sobredosis, la mataron dos animales”, contó llorando Marta Montero junto a su marido, Guillermo Pérez.

“Ella no salía nunca de noche, y esa vez fuimos porque se lo había prometido. Era una adolescente, una nena y estos animales la dejaron sin futuro”, añadió.

“Somos gente de trabajo, que trabaja para mantener a su familia (tienen otro hijo, Matías, de 19 años), para mandarlos a la escuela y que sean buenas personas. Ella confió, no tenía maldad”.

http://www.newsjs.com/url.php?p=http://www.eldiaonline.com/los-estremecedores-detalles-del-asesinato-lucia-perez/

La chica salió de su casa en la mañana del sábado y fue a lo de Matías Gabriel Farías (23), a quien había visto el día anterior. “El le había dado un cigarrillo de marihuana” y al parecer, según los investigadores, “habrían entablado una especie de relación sentimental; ella tenía 16 años y él 23, pero aparenta menos”.

file_20161013162841.jpg

La fiscal María Isabel Sánchez tiene la certeza de que el otro imputado, Juan Pablo Offidani (41), hijo de un reconocido escribano de la ciudad, también participó de los hechos y cree que podrá demostrarlo con los estudios genéticos enviados a los laboratorios periciales de La Plata. Fue en la camioneta Fiat de Offidani que Lucía fue llevada al centro asistencial. “No tengo dudas de las responsabilidades penales de los detenidos, aunque con distinto grado de participación”, dijo Sánchez, ydejó abierta la posibilidad de que una tercera persona haya estado involucrada “probablemente en la provisión de las drogas, en el bañado del cuerpo y el traslado a la sala de emergencias”. La fiscal confirmó que se abren dos causas. La primera es por violación seguida de homicidio y homicidio criminis causa y por otro lado la provisión y venta de estupefacientes.

FileAccessHandler.jpg

 

http://diariohoy.net/trama-urbana/empalaron-hasta-la-muerte-a-una-adolescente-79968

Si bien inicialmente los médicos creyeron estar ante un caso de sobredosis, con la realización de la autopsia se estableció que la muchacha había sido víctima de un brutal ataque sexual que le produjo la muerte por empalamiento. Además, en la necropsia también se confirmó que el cadáver había sido lavado y preparado para tratar de borrar pruebas.

Se la sometió a un vejamen terrible, ya que fue violada vía vaginal y anal, no solo con el pene sino también con un objeto romo, como un palo, lo cual motivó que, por reflejo vagal, se produjera la muerte.

Isabel Sánchez aseguró tener acreditado que el autor de las violaciones fue el joven de 23 años y que posee indicios para creer que también el otro hombre abusó de ella. Tampoco descarta que un tercero haya participado en el hecho, ya que se encontró en la escena del crimen una gran cantidad de preservativos que no pudieron haber sido empleados por una sola persona en tan poco tiempo, lo cual se acreditará con los cotejos de ADN.

file_20161013162814.jpg

“A mi hija la entregaron”

Mientras tanto, los dos aprehendidos se negaron a declarar y ahora se pidieron pericias psicológicas y psiquiátricas. Además, dijo que la camioneta empleada por los agresores había sido vista merodeando colegios, por lo cual advirtió a la comunidad educativa con el objeto de prevenir este tipo de casos. El padre de la víctima, Guillermo, manifestó que su familia está “destrozada” y denunció que fue una compañera del colegio quien “se la entregó a Farías”. La madre, en tanto, estableció: “Mi hija murió por el dolor de las violaciones y la tortura”.

Guillermo-Gastiarena-FTP-CLARIN-Gastiar_CLAIMA20161012_0309_17.jpg

“Pasaban por el colegio vendiendo droga. La torturaron y la mataron. Una amiga la entregó”, contó el padre de Lucía.

 

Los dos hombres fueron detenidos un día después, tras la declaración de compañeros de Lucía. Como si nada hubiera ocurrido, la Policía los localizó en la camioneta Fiat en que llevaron el cuerpo a la sala de salud de Playa Serena, vendiendo drogas: tenían medio kilo de marihuana, cocaína y billetes “que confirmaron su condición de dealers”.

 

 

file_20161013163211.jpg

 

 

Anuncios

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s