¿Por qué me vigilan, si no soy nadie?

¿Por qué me vigilan, si no soy nadie? | Marta Peirano | TEDxMadrid

Sabemos que estamos vigilados, a través de nuestros móviles, ordenadores y cámaras. Pero no hacemos nada malo y por eso nos sentimos a salvo. Marta Peirano avisa en esta charla que es urgente preocuparse y proteger nuestro anonimato en la red. Video realizado por Daniel Goldmann y editado por Xavi Fortino.

Marta Peirano escribe sobre cultura, ciencia y/o tecnología. Es jefa de Cultura en eldiario.es, antes lo fue de ADN.es. Fue la editora del blog La Petite Claudine y fundadora de Elástico, un colectivo multidisciplinar con el que co-dirigió COPYFIGHT, un festival internacional sobre modelos alternativos de Propiedad Intelectual. Fundadora de HackHackers Berlin y Cryptoparty Berlin, también es responsable de su manual, The Cryptoparty Handbook. Ha publicado libros sobre autómatas (El Rival de Prometeo. Vidas de autómatas ilustres); modelos colaborativos (Collaborative Futures); sistemas de notación (On Turtles & Dragons) y futurismo tecnológico (Futurish: Thinking Out Loud About Futures). Su último libro es El Pequeño Libro Rojo del activista en Red, una introducción a la criptografía para periodistas, fuentes y medios de comunicación. Es el único libro del mundo prologado por Edward Snowden.

This talk was given at a TEDx event using the TED conference format but independently organized by a local community. Learn more athttp://ted.com/tedx

Falciani: “Si se corta una cabeza, habrá otra detrás. Hay que ir al origen del sistema”

Nuestra habilidad para entender el mundo en que vivimos depende fundamentalmente de los intercambios no autorizados y no vigilados entre los periodistas de investigación y sus fuentes. La vigilancia persistente del periodismo de investigación debilita las libertades básicas que proporciona la libertad de prensa, socavando estructuras democráticas elementales. Sin embargo, los periodistas no son expertos en seguridad. Las escuelas de periodismo no ofrecen cursos para aprender a usar herramientas de seguridad diseñadas para proteger la información y las comunicaciones. Y, cuando una fuente decide soltar la liebre y exponer el abuso de un gobierno, los periodistas ya no tienen tiempo de ponerse a aprender las medidas básicas de seguridad. La revelación de los programas indiscriminados de vigilancia de la NSA en Estados Unidos, la GCHQ en Inglaterra y otras agencias de seguridad gubernamentales a lo largo de los últimos años nos ha demostrado que la privacidad digital no es algo que se pueda dar por hecho, especialmente si eres un periodista de investigación. Gracias a los avances de la tecnología, los sistemas de vigilancia masiva de hoy pueden registrar en tiempo real.

00106531911631____1__1000x1000

Nota: El libro me parece un excelente manual de prevención y uso sobre todo para corresponsales de guerra y periodistas de investigación.

Seguridad y Privacidad

Captura de pantalla (5182)Captura de pantalla (5183)

Cómo funciona el ‘off the record’ y por qué en España apenas hay

El off the record es lo que un periodista sabe de una fuente y no puede publicar. Esta semana se ha hablado mucho en Estados Unidos de eso por el reportaje que ha acabado con la carrera del general Stanley McChrystal. Miembros del equipo de asesores del militar dicen ahora que el periodista, Michael Hastings, usó citas de situaciones que eran off the record. Hastings dice que no. El caso más evidente es una fiesta en París que aparece al principio del texto. Según dice aquíun asesor de McChrystal, “los miembros del equipo se lo dejaron muy claro a Michael: ‘Esto es privado.El uso del off the record es un acuerdo tácito entre el periodista y sus fuentes. En este breve texto queda claro: el mejor modo de asegurar el uso limpio de una frase es preguntar al protagonista si permite la publicación. Eso, sin embargo, puede eliminar una buena frase que se ha dicho en un contexto público o donde el interesado sabe a ciencia cierta que hay un periodista cerca. En esos casos, quizá preguntar no sería necesario, aunque sí conveniente. Es espinoso.El off the recordsirve a menudo para dar contexto a los periodistas: “Te cuento esto para que lo sepas, pero no lo saques”, te dicen. El periodista conoce así mejor el trasfondo de la historia que cubre, pero no lo publica. Aunques a veces sí que lo hace, con el recurso cobarde de asignarlo a “fuentes del partido” o “fuentes cercanas”. Algunos periódicos prohíben -o deberían prohibirlo- este uso porque es un modo para conseguir colar algo en una información sin que quien lo dice deba asumirlo. Por ejemplo, un partidario del candidato A puede decir que el candidato B ha hecho algo malo, pero pide al periodista que no ponga que lo ha dicho él. Si el periodista no puede comprobarlo y lo publica, da aire de verdad a una probable mentira. En España ni tan siquiera se debate. Pero lo hay, como en todas partes. De hecho, casi todo es off the record menos las ruedas de prensa, los actos y comunicados, y las palabras que se cuelan por un micro encendido.En España también hay menos peligro del uso dudoso del off the record porque no se hacen piezas trabajadas como la de Hastings. Ayer El País sacaba algoque quería tener un parecido remoto, aunque parecía más una entrevista elaborada. El escritor Juan José Millás hacía un perfil del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Anuncios

Un comentario en “¿Por qué me vigilan, si no soy nadie?

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s