LOS MUNDIKIUS CELEBRAN SU ESCLAVITUD CON COCA-COLA

 

12523100_1041164235946102_6157889819730384405_n.jpg

Poca o ninguna diferencia existe entre el mundo de los mundikius y el nuestro. El espantapájaros anhela poseer un cerebro repleto de genuinas ideas. No se da cuenta de que ya lo tiene pero, como todos, necesita vivir experiencias distintas para darle uso. El leñador de hojalata, en cambio, precisa con urgencia un corazón para volver a amar con desmedida pasión a otra bonita mujer de turgentes redondeces. Tampoco se entera que en su interior es donde tiene que buscarlo. Se empeña, como el espantapájaros relleno de fragante paja, en negar tercamente la realidad. Lamentablemente cada día me rodean más autómatas que precisan de elementos externos que, si bien facilitan algunas cosas, complican indiscutiblemente las más sencillas idiotizando a nuestra especie, querido lector, desde etapas más tempranas haciendo que olvidemos la posibilidad de realizar salubres actividades apartados de las ciudades para, en su lugar, enarbolar la bandera del progreso y la libertad enclaustrados entre cuatro paredes, encadenando vista y mente frente a una insensible pantalla. Al parecer funciona. Cada día hay menos humanos. El león necesita valor o, más bien, que los demás le respeten y se lo reconozcan. ¡También lo tiene pero se empecina en que alguien se lo tiene que dar! Mi conspicuo lector posee también las tres cosas citadas: Inteligencia, Corazón y Valor. Su uso y descubrimiento no está bajo la responsabilidad de otro que no sea usted mismo. Para ello tendrá que salir del legamoso Pantano de la Tristeza sin la ayuda de otro. Y mucho menos si ese otro obtiene pingües beneficios. ¡La funesta y melancólica tristeza mantiene, junto al miedo, a muchos de nuestros compañeros inmóviles e impasibles! El regalo de Dios o Dorotea puede, cuando le apetezca, irse de un extraño país haciendo uso del factor sorpresa: Argénteas botas. Aprenda a usar sus herramientas pues nació con ellas. Los de arriba nos necesitan enfermos y tontos así que nos toca individualmente contrarrestar los designios que un grupo de chiflados nos introduce en el pensamiento desde edades tempranas. Olvide las bebidas carbonatadas que acidifican su organismo. Eso de la chispa de la vida y destapa la felicidad solo es marketing destinado a aumentar las ventas de un producto innecesario. ¡No es el único oiga! Se me revuelven las tripas cuando veo a niños beber ponzoña, que no sobrepasan ni los cinco años, consentidos por sus padres que son los que les facilitan nocivo refrigerio. No hace mucho quedé con mi primo. Me llevó a un bar o pozo de desidia, como prefiera. No frecuento esos sitios.

-¿No has visto el vídeo en el que hierven la Coca- Cola?

-No lo he visto y no quiero verlo.

 

 

 

Así nos va circunspecto lector. La gente, con tal de no saber, no pensar y esforzarse en cambiar, ignora conscientemente y a expensas de su salud todo aquello que no le convenga, ya sea por costumbre, bien sea insensatez e indiferencia. Lo mismo le mencioné al tatuador un amigo de la tierna y feliz infancia. Aquí su increíble y desatinado aserto.

-La Coca-Cola lo que hace es limpiar la sangre porque, cuando hay un homicidio, limpian con ella la sangre del asfalto.

 

 

 

Creo que tendría que dejar de fumar definitivamente para que piense un poco las vibraciones sonoras que va a expulsar de su boca. Yo le pregunto a mi inseparable lector:

¿Su cuerpo es de hormigón?

¿Se oxida como férreo hierro?

¿Le aportan esa clase de productos nutrientes indispensables?

¿Quién gana si deja de usarlos?

Y  esto en una cosa tan básica y simple como es el cuidado de su organismo, un tema muy serio al que el proletariado, muerto en vida, no quiere mirar y se escudan entre ellos mismos defendiendo un progreso cínico y olegofrénico:

-No pienses en esas cosas. Vive y deja vivir.

¡Para decirles que miren cómo se hacen las salchichas!

 

 

 

¡Para decirles que miren lo que se cocina en un matadero!

 

 

 

 

¡Como para que presten atención en algo que no sea ellos mismos mientras desaparecen humanos donde son vejados y asesinados!

 

Anuncios

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s