Controlan la mente desde que somos niños


Poco nos cuentan acerca de los reptilianos. Con las pocas personas que he hablado de este tema, con una sonrisa de autosuficiencia, el tema han zanjado como si fuese algo para desnortados. Si es cierto que estas entidades pueden transmutar de forma será muy difícil verlas en persona. Pero esto es como los perros que tienen una capacidad auditiva superior y escuchan cosas que no podemos percibir y no por esto oyen cosas imaginarias o que no existan. En el tema siempre he ido con pies de plomo pero, al ver esto en dibujos animados para niños y los no tan niños (al menos de cuerpo), me quedo turulato al comprobar que hay gente a la que no le hace ninguna gracia que algunos inconformistas se dediquen a investigar.

 

Aquí ya se sabe todo, estamos subidos en el vagón del progreso y solo debemos invertir nuestro tiempo en trabajar, añorar y disfrutar cada fin de semana como si fuese el último, dejando el sobrante a otros placeres que no creo necesarios nombrar. Es interesante como pintan de perturbado a este tipo. También que incluyan la estrella de cinco puntas, aunque no esté invertida, en tantas ocasiones. Un físico ya nos habló sobre el control mental y del supuesto reptiliano Juan Carlos.

 

Aquí dejo el relato de Credo Mutwa, que poco le interesa a hedonistas vivarachos y a apoltronadas mentes débiles por si al lector le interesara profundizar en el tema.

 

Yo no sé si son reptiles o anfibios como Oanes, el hombre mitad pez-mitad hombre que surgía del mar por el día para enseñar ciencias y buenas costumbres a los sumerios. Y así con el resto de las civilizaciones antiguas que nos hacen estudiar sus teogonías y mitologías como si fuesen cuentos de chamanes que precisaban de una religión para tener controlados a sus respectivos pueblos.

oanes

Solo sé que harán lo imposible por defenestrar el tema y seguir teniendo en ignaras a los plebeyos. Solo sé que los satanistas hacen lo imposible para desviar nuestra atención mientras ellos sacrifican niños y alejan el conocimiento verdadero hacia estanterías privadas, donde, el añejo polvo, tiene más acceso a libros repletos de realidades subrepticias que los seres humanos.

Anuncios

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s